¿Operadores podrán oponerse a entregar datos de GPS a policía?
¿Operadores podrán oponerse a entregar datos de GPS a policía?

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ
Redactor de Sociedad

No hay cifras oficiales sobre empresarios blancos de extorsión. La razón es simple: hay temor en que estos chantajes telefónicos pasen al campo de la ejecución. La mayoría de estas amenazas se concreta casi en silencio, en medio de la complicidad entre víctima y victimario.

Inmerso ya en esa vorágine de amenazas, de angustia por pagar el cupo y el temor de sufrir daños personales o materiales, no hay mucho que hacer. Solo denunciar el hecho a la policía y dejar que ellos se enfrenten a los delincuentes.

¿Qué debes hacer si eres víctima de extorsión?

No obstante, existen algunas recomendaciones que reducen considerablemente el riesgo de ser víctima de estas mafias. Según el coronel Segundo Portocarrero, jefe División de Investigación de Estafas de la PNP, es importante mantener reserva de nuestros datos, rutina e información familiar y laboral.

El 90% de las extorsiones se realiza desde las cárceles

A TOMAR EN CUENTA
En declaraciones a El Comercio, Portocarrero recomendó no divulgar nuestros datos en redes sociales, evitar que personas ajenas a nuestro entorno conozcan nuestra dirección, teléfono, el rostro de nuestros hijos y familiares.

Esta información resulta básica para los hampones quienes planean el delito con semanas de anticipación. Realizan un reglaje al milímetro y averiguan cada uno de nuestros movimientos.

Cuidado con las llamadas de actualización de datos. Muchas empresas de telefonía, bancos o tiendas por departamentos, llaman a sus clientes para actualizar su base de información. “No debemos ser confiados y evitar dar datos por teléfono. Es preferible acercarnos a las agencias y ahí hacer la gestión”, dijo.

Es importante que tampoco llenemos formularios en internet, ni respondamos correos enviados por remitentes desconocidos.

Guardar celosamente datos referidos a nuestro negocio o empresa. “Muchos de estos delitos se cometen por personas cercanas a la víctima. Son trabajadores, ex empleados o incluso familiares”.

También se recomienda hacer cambios en nuestra rutina y traslados. Tomar rutas diferentes para ir a casa o al trabajo.

Adicional a ello, podemos solicitar a la empresa de telefonía retirar nuestros datos de la guía telefónica. A través de este trámite (al que cualquier persona puede acceder haciendo un pago extra) evitamos que los ladrones puedan contactarnos a nuestro número fijo.