Rejas en los distritos de Lima: a favor y en contra
Rejas en los distritos de Lima: a favor y en contra

MARTÍN ACOSTA GONZÁLEZ
Redactor de Sociedad

Esta mañana registrado al interior de una vivienda ubicada en el condominio Los Jardines en . Hasta el lugar llegaron varias unidades de para intentar apagar el fuego. Sin embargo, estas no pudieron ingresar porque el tamaño del acceso de las rejas era muy pequeño. Vecinos aseguraron que el ingreso oportuno de las cisternas hubiera podido salvar la vida del pequeño y reducir los daños en la propiedad.

Algo parecido le ocurrió a Walter Bernales hace un par de años. Él era un residente de que siempre estuvo a favor de la colocación de rejas en su distrito. Señalaba que la inseguridad que imperaba en su zona obligaba a tomar medidas extremas, como restringir el paso de vehículos que no pertenecieran a su urbanización. Sin embargo, esa idea cambió luego de que un incendio ocurrido en su vivienda estuvo a punto de acabar con la vida de sus hijos.

Walter recuerda que la llegada de los bomberos se retrasó por varios minutos, ello porque los rescatistas no encontraban la forma de ingresar a su urbanización. Las rejas esteban cerradas y nadie parecía tener las llaves de estos accesos. Los bomberos tuvieron que dar varias vueltas hasta que dieron con una reja abierta. Afortunadamente, algunos vecinos ya habían ayudado a Walter a sacar con vida a sus niños.

La colocación de rejas nace con el único propósito de de los vecinos. Restringen al acceso a vehículos ajenos al lugar y con ello evitan el reglaje a personas, los atracos a viviendas, secuestros, etc. Sin embargo, qué pasa cuando este instrumento de seguridad se convierte precisamente en un obstáculo para nuestra integridad.

A FAVOR
Para Elsa Figueroa, miembro de la Junta Vecinal urbanización Neptuno de Surco, la colocación de rejas es totalmente positiva, ya que con ello se han reducido los altos índices de inseguridad en su distrito. Además agregó que esto se respalda en un tema funcional para evitar que autos y buses ingresen en zonas residenciales.

“Ahora tenemos exceso de tránsito vehicular. Los taxistas y trasportistas tratan de ingresar por todas las calles. Ellos buscan cortar camino o lo que sea e invaden nuestra privacidad. Pero no solo eso, también van a mucha velocidad por zonas de tránsito lento, ocasionando accidentes”.

Similar opinión tiene Ángela Robles una vecina de San Borja que asegura que muchos autos se hacen pasar por visitantes o taxistas y llegan para acumular información de las viviendas y luego delinquir.

La situación en La Molina tampoco es diferente. Según estimaciones de la municipalidad la incidencia de delincuencia se ha reducido considerablemente. Roberto Vasquez, un vecino de la urbanización La Planicie, asegura que mucho de ello ha tenido que ver con el aumento de seguridad y la colocación de rejas.

En conversación con El Comercio, el general (R) , gerente seguridad Surco, señaló que lo ideal es que no haya rejas en ningún distrito. Sin embargo, el incremento de estas estructuras ha sido obligado por la suma de acciones delictivas. “Han obligado a los vecinos a solicitar la colocación de rejas para sentirse más seguros”.

Aclaró que los vecinos deben firmar la solicitud y elevarla a la municipalidad, en este caso de Surco. No obstante, aclaró que es requisito indispensables que todas las rejas cuenten con vigilantes las 24 horas del día para garantizar el acceso, por ejemplo de ambulancias y vehículos de bomberos.

El general (R) indica que en Surco la tasa de criminalidad se ha reducido en casi 40% en el último periodo y en ello poco tuvieron que ver las rejas. “El mayor número de serenos, los mejores pagos, el mejor sistema de patrullaje y alertas de los vecinos, el GPS, todo eso ha mejorado la seguridad en el distrito”. Las rejas han significado una pequeña parte.

EN CONTRA
En el otro lado de la vereda están los bomberos. El vicecomandante general CGBVP, Jorge Vera, señaló a este diario que en situaciones de emergencia han visto perjudicada su labor por la colocación indiscriminada de rejas. Estructuras que están completamente cerradas, abandonadas y no cuentan con vigilantes.

“Son muchos los casos en donde tenemos que dar vueltas para buscar un ingreso a una zona. La mayoría de estas estructuras están sin vigilancia, es decir sin una personas que regule la entrada o salida de vehículos”, dijo.

El caso de Walter Bernales bien pudo acabar en una tragedia. “El retraso de los bomberos en situaciones de emergencia puede ser mortal”, añadió Vera. Lo ocurrido hoy en Chorrillos, asegura, tiene que ver más con las medidas de la vía y la reja que permite el ingreso al condominio. Que también ha sido problema para los socorristas.

QUÉ PRIORIZAR
El abogado experto en temas municipales, asegura que la colocación de rejas está regulada por la Municipalidad de Lima en su del año 2004. No obstante, indicó que muchos vecinos colocan rejas sin tener la autorización correspondiente ni cumplir con los requisitos mencionados en la normativa.

“Lo que no es correcto es que se coloquen rejas de forma indiscriminada. Muchas rejas se colocan solo con autorización verbal del municipio y eso es una falta grave” señaló a El Comercio.

De hecho el se pronunció hace un tiempo sobre el tema. Ellos indicaron que la libertad de tránsito es un valor supremo frente a la seguridad. “Si bien ambos son derechos fundamentales, pero para efectos de la seguridad se deben buscar otras alternativas, señaló el TC”, dijo el abogado.