Redacción EC

La falta de organización y la del servicio de de Lima ocasionan que los asaltos y agresiones sean frecuentes en este sistema de transporte. Según la policía, los robos en estos vehículos suelen aumentar en temporada navideña debido a que los ciudadanos cobran sus gratificaciones y hacen más compras.

Para que los pasajeros minimicen el riesgo de ser víctimas de robos de parte de los choferes o de otros delincuentes que pueden actuar bajo la modalidad del 'bujiazo', a continuación presentamos siete consejos que pueden ahorrarte un mal momento o incluso salvarte la vida. La lista fue elaborada por Taxibeat, una empresa que ofrece movilidad a través de una aplicación para celulares. 

1- Revise las manijas y pestillos del vehículo

Solo utilice vehículos de cuatro puertas. Al cerrar la puerta del taxi, ábrala nuevamente para comprobar que no esté trabada con el seguro para niños. Revise también el funcionamiento de las lunas, deje una abertura que permita circular el aire.

2.- No lleve carteras, mochilas o paquetes en lugares visibles

Seguramente ha visto este video: dos sujetos en moto robando en medio de la vía expresa de Javier Prado con la modalidad del 'bujiazo'. Si ha realizado una compra importante o lleva objetos de valor, no los ponga por ningún motivo sobre el asiento a su lado. Trate, en lo posible, de meter su cartera, mochila o bolsas en el piso debajo de sus piernas.

► 

3.- Anote, memorice o fotografíe las características del vehículo

Intente recordar la placa, el color, la marca y el nombre del conductor. Si pidió el vehículo , verifique que estas características coincidan con lo que dice su celular. Si la placa está borrosa, no suba al taxi. Retenga algún detalle llamativo del taxi que pueda servir para identificarlo en una posible investigación.

4.- No tome taxis detenidos en la calle

Hay delincuentes que se ubican en las puertas de los cines, bares, centros comerciales o bancos para esperar a sus víctimas. Deje pasar algunos vehículos y tome aquellos que circulan.

5.- Ubíquese en la parte posterior del carro y detrás del chofer

Si usted viaja solo, ocupe el asiento posterior del vehículo. Siéntese detrás del chofer así será más difícil que este pueda alcanzarlo. Verifique también que no haya nadie escondido en la maletera del auto. A veces delincuentes se ocultan en frazadas o cajas de cartón. 

6.- No aborde taxis con letreros removibles

No se suba a un taxi con letreros removibles, como los que se pegan en el parabrisas. Prefiera aquellos que tengan signos de ser formales. Los taxistas formales, además, deben tener certificados de Setame o Setaca.

7.- Indíquele la ruta al conductor y exija que el taxista ponga la tarifa

Si usted observa que el chofer se desvía de la ruta, bájese del auto en la primera oportunidad. Páguele y busque otro vehículo. Asimismo, desconfíe de las tarifas demasiado baratas o de los taxistas que le pidan que sea usted quien fije el precio.

8.- No acepte ningún producto que le ofrezca el conductor

No reciba golosinas, cigarros, bebidas o papeles del taxista. Tenga en cuenta que estos productos pueden contener algún tipo de somnífero.