Redacción EC

Han pasado menos de 24 horas de los violentos enfrentamientos que se produjeron a lo largo de las diez primeras cuadras de la avenida La Paz, en San Miguel, luego que tres buses llenos de barristas de Sport Boys decidieran hacer desmanes y enfrentarse a hinchas de otros equipos en la zona.

A pesar de esto, las primeras versiones van tomando cada vez más claridad. Los datos que tiene la Municipalidad de San Miguel dan cuenta de que, por ausencia de agentes policiales, los buses desviaron su ruta original que era por la avenida Costanera para ir a provocar a los hinchas de Universitario y de Alianza Lima que viven en La Paz.

“No sabemos por qué motivo se han desviado y en la cuadra 1 de La Paz se han bajado de los buses en una actitud provocativa porque saben que aquí (cuadra 4) están las barras de la ‘U’ y en la cuadra 9 y 10 están los de Alianza”, dijo para El Comercio el gerente de Seguridad Ciudadana, Augusto Cavero.

Para el funcionario, la muerte del barrista de 22 años identificado como Junior Eduardo Cubas Nieves, los dos heridos, seis detenidos, así como los desmanes y los saqueos habrían podido ser contrarrestados con una adecuada escolta policial. Por ello, responsabilizó a los clubes y a la PNP.

“La Policía, por disposición del Ministerio del Interior, tiene que considerar las hipótesis, y una de esas era que las barras iban a regresar a su lugar de procedencia. Si el regreso hubiera tenido un patrullero adelante, otro detrás y hubiera tenido a dos policías en cada bus no hubiera ocurrido esto”, añadió.

VIGILANTES CITADOS

Cubas Nieves, barrista del Boys, perdió la vida por un impacto de bala en la espalda, principal indicio que apunta a que fue baleado por un vigilante de uno de los grifos que fue saqueado por los delincuentes.

“Si hubiera sido por el enfrentamiento, los disparos hubieran caído frente a frente. Pero cuando se dispara a alguien por la espalda es porque alguien fue víctima de un delito y el vigilante, al parecer, disparó al joven”, detalló Cavero. Por esto, la policía procederá a citar a los vigilantes de la zona.