Redacción EC

La noticia del supuesto saqueo del invadió las redes sociales rápidamente. Si bien hasta el momento no hay reportes de robos al interior de las instalaciones del centro de ventas ubicado en la ex Avenida Wilson, lo cierto es que lo ocurrido sí generó caos en los alrededores del lugar.

La primera imagen de lo ocurrido fue subida por el oficial de polícia

El evento de Facebook "" llama la atención no solo por la amplia convocatoria que logró (78 mil invitados, de los cuales 14 mil aceptaron la convocatoria), sino porque si se mira algo más al detalle, la cita no parece ser precisamente para la ejecución de un acto delictivo, como muchos pensarían.

La página luce llena de "memes", bromas e insultos muy lejanos a cualquier coordinación organizada para asaltar o, como dice el nombre del evento, para "saquear".

¿Qué fue lo que ocurrió esta tarde en Lima? 

LOS 'ROLEZINHOS'
El 7 de diciembre del año 2013 se registró el primer '' (paseíto) en Brasil. El suceso, , se define como "una irrupción de jóvenes de clase baja en los shoppings de todo el país, convocadas generalmente en las redes sociales".

Por su parte,  publicó una nota en enero pasado titulada "Los chicos están bien". En ella comenta la sucesión de 'rolezinhos' y la alarma que ha generado en las autoridades brasileñas (dicho país organizará el Mundial de fútbol en junio próximo).

La revista deja en claro que las convocatorias no son violentas o motivadas por la violencia. Incluso menciona que en ellas, los jóvenes compran productos de los centros comerciales (cosa que no ocurrió hoy en Real Plaza). Entonces, ¿qué encuentran los jóvenes en un centro comercial? "No solo aire acondicionado, sino estatus", responde el texto.

"Los jóvenes que se reúnen en los centros comerciales quieren llamar la atención, no el cambio político", concluye la publicación en su edición digital.

A su turno, también se refiere al tema y, sin embargo, cita otras causas que lo originarían, entre las que destaca principalmente "la falta de espacio para jóvenes de esta edad".

"La ciudad ha ido perdiendo sus espacios en la calle, ha ido perdiendo espacios en las plazas, en los barrios de lujo esos espacios han sido substituidos por espacios privados", menciona el urbanista brasileño Joao Setter a citada web.

LA DISTORSIÓN DEL EVENTO
Fueron 30 los intervenidos hoy por la Policía Nacional del Perú. 20 de ellos son menores de edad y 10 adultos. Todos fueron liberados tras permanecer en la Dirincri durante unas horas.

Una simple búsqueda en Facebook arroja varios eventos similares al que desató la alarma hoy en Lima. Uno menciona incluso un próximo "saqueo a Palacio de Gobierno".

Seriedad aparte, otros mencionan la intención de saquear "el puesto de la tía Veneno", "la tienda de Don Gilberto" (personaje de Al Fondo Hay Sitio) y "la hato de Mauricio" (sic).

Con este tipo de convocatorias queda claro que el modelo de 'rolezinho' quedaría casi descartado. Por lo menos en nuestro contexto, la cita no es siempre a un centro comercial.

No se busca tanto "estatus", como mencionó The Economist. Aunque en el campo de las similitudes, lo de hoy sí logró algo que se repite en el gigante sudamericano: simplemente llamar la atención.

La página de la convocatoria de hoy acumula decenas de comentarios en los cuales se colocan links de las notas que los medios digitales redactaron hoy sobre lo ocurrido.

La mayoría de las apreciaciones no lamentan el frustrado "saqueo", sino más bien se burlan o lo toman muy ligeramente. Incluso refieren "que para la próxima hay que estar mejor armados" (a pesar de que no se incautó ningún revólver o arma blanca).

Broma o no, la convocatoria fue masiva y las autoridades policiales respondieron para prevenir cualquier disturbio o problema mayor. Aquí encontramos una última similitud con el caso brasileño: sí se generó alarma en las autoridades.