El secreto del aprendizaje de Andahuasi
El secreto del aprendizaje de Andahuasi
Pamela Sandoval Del Águila

Daniela tiene 12 años y apenas parpadea mientras revisa una historieta en la pantalla del computador. Las imágenes, diseñadas para facilitar la comprensión de términos científicos entre los alumnos, la han acompañado los últimos dos años durante sus clases en el I.E. , del distrito de Sayán, provincia de Huaura (Lima). Y vaya que han sido efectivas: pasó de 14 a 17 en sus calificaciones.“Lo que más me gusta es que puedo interactuar. Navego mucho para hacer mis tareas, marco mis opciones y envío mi tarea. Es divertido”, comenta la adolescente.

De acuerdo con Felipe Silva, director del plantel, los contenidos de matemáticas, ciencias e inglés están disponibles en 15 laptops y 16 computadoras gracias a un convenio con Educaline. La empresa, de origen español, ofrece licencias de contenido gratuitas a 19 colegios públicos de Junín, Huánuco, Huancavelica, Cusco, Ica, Apurímac, Lima Provincias, Ayacucho y Loreto. Tras un período de prueba, los colegios, apoyados por los gobiernos regionales, tienen la opción de comprar una licencia renovable a un precio simbólico.

En el caso de Andahuasi, dicho permiso ya es vitalicio.

“Contamos con más de 2.000 lecciones en inglés y español, más de 9.000 videos, 10.000 actividades, así como 1.600 experimentos y juegos”, precisa Miguel Ángel Temprano, de Educaline.

Además de laptops y PC, los contenidos están disponibles en tablets, teléfonos inteligentes y plataformas offline para facilitar el acceso.
En la pequeña localidad agrícola de Andahuasi, a casi tres horas de Lima, este último aspecto ha sido decisivo para el éxito del programa porque las conexiones domiciliaras aún son escasas y las dos cabinas públicas de Internet no se dan abasto. 

Lee más en nuestra Edición Impresa

TAGS RELACIONADOS