Redacción EC

LOURDES FERNÁNDEZ
Redactora de Sociedad

Un clic en el botón de alerta instalado en el celular logra que en apenas unos segundos una alarma retumbe en los parlantes de la central de seguridad ciudadana de .

El sereno encargado de la central recibe la información en la computadora: un punto rojo en el mapa ubica al denunciante. Dos minutos después, otro agente llama al vecino que envió la denuncia para saber qué sucedió y poder auxiliarlo.

Cerca de tres mil alertas como estas llegan cada mes a través de las aplicaciones móviles (), instaladas en los celulares inteligentes o en las tablets de los usuarios, a las centrales de seguridad de , , San Borja y .

La iniciativa ha tenido una acogida distinta en cada distrito. Uno de los problemas, además de la poca difusión, es que algunas autoridades no se involucran con los vecinos.Click en la imagen para ampliar SURCO

En Surco, donde los hurtos y los robos al paso son el principal temor de la gente, la app de seguridad empezó a funcionar en enero de este año. , gerente de Seguridad Ciudadana del distrito, cuenta que gracias a este dispositivo los surcanos se han acercado más a los serenos porque la respuesta es más inmediata. “Según nuestra última encuesta, hemos logrado reducir el 40% de la criminalidad”, precisa el general PNP en retiro.

Jordán estima que unas cuatro mil personas han apretado el botón de emergencia de Alerta Surco. Sin embargo, aclara que la mayoría ha sido por sospechas de robo. “No hemos recibido alarmas críticas”, agrega.

JESÚS MARÍA
, jefe de Seguridad Ciudadana de Jesús María, afirma que la central recibe entre 15 y 25 alertas diarias a través de la aplicación. “Las más frecuentes son por vehículos o personas sospechosas que pasan por el distrito”, comenta.

Remy asegura que la app de Jesús María es una herramienta que puede ser utilizada desde cualquier punto de la capital y que siempre se obtendrá respuesta. “La alerta puede venir de Ate, nosotros igual devolveremos la llamada y comunicaremos a ese distrito y a la policía la emergencia”, precisa.

El coronel PNP (r) Remy confía en que cada vez más vecinos se involucren con esta herramienta digital para que se reduzcan los robos al paso que ocurren cada dos o tres días en el distrito.

MIRAFLORES
En Miraflores, el municipio fue más allá de la seguridad. La aplicación móvil Miraflores ofrece, además, las opciones para alertar la presencia de basura en las calles, los semáforos malogrados y hasta pistas en mal estado.

César Castillo, responsable de la , asegura que el plus que ofrece la app de este distrito ha logrado que unas cinco mil personas la descarguen en sus celulares. “El vecino se conecta no solo con los serenos, también con los policías de la comisaría que trabajan con nosotros”, cuenta.

Lo curioso en Miraflores es que las denuncias de robos no vienen solo de la calle, sino desde los grandes establecimientos comerciales. “Nos mandan fotos de los ‘tenderos’ y podemos identificarlos”, agrega Castillo.

SAN BORJA
La app que utiliza San Borja es el . El gerente de Informática de San Borja, Pedro Espinoza, destaca que con esta app las alertas llegan a la central y a otros tres contactos del denunciante. “Devolvemos la llamada y alertamos a los patrulleros que están cerca”, indica.

El problema, considera, es que aún la mayoría de personas desconoce la existencia de esta herramienta que está al alcance de todos y es gratuita.

Adrián Reif, creador de esta app, recuerda que el dispositivo también se usa en Pueblo Libre, Barranco, San Luis y La Molina. No obstante, refiere que la mayoría de alertas se hace desde  distritos como San Juan de Lurigancho y el Rímac, cuyas centrales aún no están conectadas, y por eso no les llegan las denuncias.

Martín López, experto en Informática, afirma que el uso de las apps debe ser parte de la política de seguridad de las comunas por la utilidad que han demostrado tener. Se debe pensar, dice, en formatos lúdicos que atraigan a los cada vez más numerosos usuarios de smartphones.