Redacción EC

La clausuró el local de Transporte Civa situado en el debido a que un grifo operaba en ese lugar sin contar con licencia de funcionamiento. Además no cumplía con otras condiciones de seguridad establecidas por la autoridad competente.

En un comunicado, la comuna metropolitana indicó que agentes de Fiscalización, Defensa Civil y Sanidad llegaron hasta el patio de revisiones y maniobras de esta empresa ubicada en la cuadra 11 del jirón Sancho de Rivera (Monserrate).

En el lugar se encontraron dos surtidores de combustible que eran usados para abastecer alrededor de 40 buses que todos los días llegaban hasta esta zona. Estos estaban junto a cilindros de material inflamable (aceite), telas, plásticos y llantas, lo que constituye un riesgo para los vecinos y transeúntes.

Durante la inspección, los trabajadores municipales también constataron que el 70% del cableado eléctrico no estaba conectado al pozo a tierra. Además, en el lugar donde se estacionaban los buses no contaba con extintores ni rociadores de agua en caso de suceder una emergencia.

Por todas estas faltas, el establecimiento fue declarado de alto riesgo por no cumplir con las adecuadas medidas de seguridad. El personal de Fiscalización inició un proceso sancionador con el cierre temporal del lugar y se les impuso una multa de dos Unidades Impositivas Tributarias (UIT), es decir, S/ 8.600.

Por su parte, el área de Sanidad informó que el local fue clausurado por tener evidencia de insectos (cucarachas) y excreta de roedores en las zonas de cocina y comedor, así como alimentos y verduras expuestos a contaminación. Por esto, se le impuso otra sanción de dos UIT (S/8.600).