El presidente Martín Vizcarra tomó juramento al nuevo ministro del Interior, César Gentille, este jueves. (Foto: Andina)
El presidente Martín Vizcarra tomó juramento al nuevo ministro del Interior, César Gentille, este jueves. (Foto: Andina)
Martín Calderón

El general PNP (r) se convirtió este jueves en el quinto ministro del Interior del gobierno de en medio de un escenario cada vez más complicado. Hay deficiencias en el patrullaje policial, la imagen de la PNP quedó dañada por la tragedia en la discoteca Thomas Restobar y, pese a que la pandemia del COVID-19 sigue el alza, a diario se reportan desacatos a las normas que buscan evitar nuevos contagios.

En el corto plazo, Gentille tendrá que hacerle frente a los cuestionamientos a la policía por el operativo del pasado 22 de agosto en Thomas Restobar, donde murieron 13 personas. Ello implica tomar decisiones de orden interno, como decidir la situación de los mandos policiales involucrados, dijo el exviceministro del Interior Ricardo Valdez.

MIRA: ¿Quién es César Gentille, el nuevo ministro del Interior?

“Hay una demanda por celeridad en este caso. Luego debe abocarse a los problemas endémicos de la seguridad”, señaló en diálogo con El Comercio.

En la misma línea, el general PNP (r) Eduardo Pérez Rocha apuntó que el nuevo ministro debe “revertir el desprestigio de la PNP provocado por dar información falsa". La policía había asegurado que la puerta de la discoteca fue cerrada por la turba. Esa versión fue respaldada por el saliente ministro Jorge Montoya, pero aparecieron videos que la desbarataron.

La policía intervino la discoteca Thomas Restobar, en Los Olivos, la noche del sábado 22 de agosto. Trece personas que se encontraban en el lugar fallecieron asfixiadas tras intentar escapar. (Foto: Francisco Neyra/GEC)
La policía intervino la discoteca Thomas Restobar, en Los Olivos, la noche del sábado 22 de agosto. Trece personas que se encontraban en el lugar fallecieron asfixiadas tras intentar escapar. (Foto: Francisco Neyra/GEC)

Creciente inseguridad

Los expertos identificaron otros temas claves que enfrentará la nueva gestión. El primero es la inseguridad ciudadana, que aseguraron que está regresando a los niveles registrados en marzo pasado, antes de la declaratoria del estado de emergencia por el COVID-19.

“No se tiene un sistema de monitoreo y fiscalización de la productividad policial, que permita saber que los patrulleros están donde les toca estar”, dijo Valdez. También se requiere -agregó- que se planifiquen esquemas de patrullaje basados en dos sistemas: el de las denuncias policiales y el del control de los patrulleros.

Valdez recordó que la Contraloría determinó el año pasado que el 40 % de los patrulleros de la policía en Lima están inoperativos, como . Este diario también ha reportado que hay comisarías de Lima que se quedan sin patrulleros hasta 12 horas al día.

En abril pasado, cuando se cumplieron las primeras tres semanas del estado de emergencia y confinamiento por el COVID-19, el accionar delictivo llegó a disminuir en un 95 % en la región La Libertad, según estimó el jefe de la Región Policial La Libertad, el coronel PNP .

Sin embargo, con el relajamiento de las restricciones se empezaron a incrementar los robos y otros delitos menores.

Otro reto a corto plazo será el control del orden público. A siete meses desde que se impusieran medidas restrictivas para frenar el avance de la pandemia en el país, frecuentemente se reportan reuniones sociales, quinceañeros y hasta peleas de gallo, apuntan los expertos.

Gentille es un tipo operativo, con condiciones en aspectos de orden e inteligencia. [ ...] Debe explicar qué hará y cómo lo hará”, dijo Pérez Rocha. En esa línea, añadió que se necesita garantizar que todos los efectivos conozcan el plan operativo vigente para intervenir en las concentraciones populares.

“Hasta ahora no hemos escuchado si hubo plan de operaciones [en el caso Thomas Restobar]”, dijo.

El tercer gran reto, de acuerdo con Valdez, es combatir el crecimiento de la criminalidad organizada. “Como consecuencia de la crisis económica y del desempleo, ya se está viendo una migración a las economías ilegales, como el cultivo de coca, la minería ilegal, el narcotráfico, la tala ilegal y la trata de personas. Estos fenómenos criminales se están viendo fortalecidos porque cada vez hay una mayor cantidad de gente que recurre a ellos para ganarse la vida”, dijo.

Por último, Pérez Rocha consideró que el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana (CONASEC) “ha desaparecido” porque, entre otros motivos, dejó de ser presidida por el jefe de Estado y cambió las reuniones mensuales por encuentros trimestrales.

Con ese escenario, Gentille sucede a Jorge Montoya, quien solo estuvo 56 días en el cargo.

TE PUEDE INTERESAR: