Esta es una parte de las joyas que los ladrones extrajeron de dos departamentos frente a El Golf de San Isidro. (Foto: PNP).
Esta es una parte de las joyas que los ladrones extrajeron de dos departamentos frente a El Golf de San Isidro. (Foto: PNP).
Francesca García Delgado

Peritos de la División de Investigación de Robos (Divinrob) de la Dirección de Investigación Criminal () de la Policía Nacional hallaron una parte de las joyas y relojes de alta gama extraídos de dos departamentos de de . Los objetos sustraídos tendrían un valor que supera el US$1 millón, según la versión de los afectados. El robo ocurrió el último fin de semana cuando los propietarios estaban fuera por vacaciones.

De acuerdo con las imágenes a las que accedió El Comercio, los agentes ubicaron un grupo de cajas y joyería (entre los que hay relojes de marcas conocidas) en el piso número 11 de edificio en construcción. La obra se ubica al lado derecho del edificio donde se produjo el robo. La policía no detalló el monto de los objetos hallados.

Este hallazgo solventa la versión que los delincuentes ingresaron al edificio ubicado en la cuadra 7 de la avenida Aurelio Miró Quesada en por la azotea y luego se deslizaron hasta llegar a los departamentos de los pisos 8 y 10.

El Comercio accedió a uno de los departamentos robados y confirmó el fácil acceso desde la obra contigua en construcción. (Video: Francesca García / El Comercio).

Las pesquisas de la policía incluyeron la toma de declaración y huellas dactilares de todos los trabajadores de la obra del consorcio formado por la constructora Palo Alto y F&P Inversiones. La empresa no ha brindado ningún tipo de declaración hasta el momento.

Según comentaron algunos de los trabajadores a este Diario, ellos fueron a trabajar como cualquier día y ahí las autoridades les solicitaron sus antecedentes policiales y les hicieron preguntas. Recién hoy la Municipalidad de declaró la obra paralizada. Junto a los agentes de la hubo personal de Fiscalización de .

La policía además, citó en el lugar a los agraviados para que reconocieran si los objetos identificados les pertenecía. Uno de ellos, salió poco después de la 1:00 p.m. desde la obra en construcción con varias cajas en la mano, las mismas que se aprecian en las fotografías del cateo policial. El señor quien iba acompañado de su abogado evitó declarar.

Los efectivos de la Dirincri no brindaron declaraciones a su salida del lugar. (Foto: Bryan Albornoz / El Comercio).
Los efectivos de la Dirincri no brindaron declaraciones a su salida del lugar. (Foto: Bryan Albornoz / El Comercio).
Los peritos de la División de Robos de la Dirincri sacan del edificio una caja cubierta con una tela roja. Ahí transportaban parte de las joyas ubicadas en el edificio en construcción. (Foto: Bryan Albornoz / El Comercio).
Los peritos de la División de Robos de la Dirincri sacan del edificio una caja cubierta con una tela roja. Ahí transportaban parte de las joyas ubicadas en el edificio en construcción. (Foto: Bryan Albornoz / El Comercio).
A la izquierda el edificio de donde fueron sustraídos joyas y relojes por un valor de US$1 millón, al lado el edificio en construcción desde donde habrían ingresado los delincuentes. La policía encontró ahí una parte de los objetos robados. (Bryan Albornoz / El Comercio).
A la izquierda el edificio de donde fueron sustraídos joyas y relojes por un valor de US$1 millón, al lado el edificio en construcción desde donde habrían ingresado los delincuentes. La policía encontró ahí una parte de los objetos robados. (Bryan Albornoz / El Comercio).

—Registro desde el edificio—

Este Diario cotejó que resulta muy fácil el acceso a ambos departamentos desde la obra en construcción. Ambos edificios están contiguos y la obra solo está tapada por una tela. En el departamento del piso 8 (un dúplex), del cual los ladrones habrían extraído joyas y relojes valorizados entre los US$200 y US$ 250 mil (según estimaciones de los afectados), los delincuentes habrían ingresado tras deslizarse con una soga, bajar al balcón e ingresar a la cocina luego de bordear la sala.

Giovanni Galli, representante de las familias víctimas del robo, relató que cuando los propietarios llegaron a este departamento dúplex se percataron que la puerta de la cocina estaba forzada. Tras ello, percibieron que las joyas y los relojes (entre ellos algunos ) habían sido sustraído de las cajas de seguridad. Este departamento es propiedad de un empresario extranjero.

En el departamento del piso 10 (un triplex) la historia fue similar. Los dueños se percataron del robo solo cuando regresaron el domingo por la mañana. Galli explicó que ninguno de los departamentos cuenta con cámaras de seguridad más allá de las que tienen en la entrada.

Según detalló Giovanni Galli, del departamento del piso 10 los delincuentes habrían sustraído entre US$1 millón y US$ 1,4 millones en joyas y relojes. Añadió, que según los propietarios de ambos departamentos, las joyas y los relojes no tienen un seguro particular.

Aunque se especuló que podrían haber otros robos en el edificio, debido a que otros vecinos no han regresado aún de sus vacaciones, esto se descartó.

La manija de la puerta que da a la cocina en el departamento del piso 8 estaba forzada. (Foto: Francesca García / El Comercio).
La manija de la puerta que da a la cocina en el departamento del piso 8 estaba forzada. (Foto: Francesca García / El Comercio).
Este es el estado en que los propietarios del edificio del piso 10 encontraron sus pertenencias. (Foto: Cortesía).
Este es el estado en que los propietarios del edificio del piso 10 encontraron sus pertenencias. (Foto: Cortesía).

—Cámaras de seguridad serán la clave—

Desde la víspera se esperaba con expectativa la grabación de las cámaras de seguridad de la constructora. Un día antes Galli denunció que la obra no tendría el sistema de videovigilancia exigido por la municipalidad. Sin embargo, según versiones recogidas por este Diario, el consorcio entregó hoy las grabaciones a la , quienes están a cargo de las investigaciones.

En diálogo con El Comercio, el jefe de la División de Investigación de Robos (Divinrob) de la , coronel PNP Carlos Céspedes, evitó confirmar si recibieron las grabaciones de las cámaras de seguridad por la reserva del caso pero comentó que la diligencia de hoy permitirá complementar la información que tienen hasta el momento.

Por su parte, la Municipalidad de San Isidro informó que sancionó a la obra realizada por la constructora Palo Alto y F&P Inversiones por incumplir con la Ordenanza Municipal 435. La comuna especificó que el consorcio no cumplió con presentar la relación de trabajadores de la obra al momento de la intervención. Por ello, los sancionaron con una multa con medida complementaria de paralización de la obra.

De otro lado, confirmaron que encontraron dos cámaras de seguridad, tal como habían verificado en la inspección de octubre pasado.

Fuente: Municipalidad de San Isidro.
Fuente: Municipalidad de San Isidro.