Internos del anexo 3 del penal Ancón II fueron grabados realizando videollamadas a sus familiares a través de celulares con la anuencia del personal que los vigila.

En el reportaje del programa Punto Final se indicó que los internos Víctor Benito Valle (21) y Christian Jara Giraldo (21) fueron sacados de la mencionada cárcel y llevados hasta dos kilómetros de distancia para que se pongan en contacto con sus familiares.

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), César Cárdenas, indicó que los internos del anexo 3 están bajo “otro régimen, otro sistema y otro tipo de controles”, pues se encuentran bajo el cuidado del Programa Nacional de Centro Penitenciarios (Pronacej), entidad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Ante ello, Pronacej, a través de su director Gerson Villar, confirmó la veracidad de las imágenes y aseguró que se trata de un programa de incentivos para los internos que no tienen contacto con sus familiares por mucho tiempo, y los beneficiados son aquellos que han mostrado, durante su reclusión, un comportamiento positivo.

Incluso, remarcó que la salida de los internos se realiza bajo medidas de seguridad y que las fugas registradas en los centros juveniles no están vinculadas al programa de videollamadas.

Sin embargo, el encargado del anexo 3, Francisco Abanto, fue removido de su cargo debido a que, de acuerdo con un documento, los internos tenían permiso solo para efectuar “videollamadas judiciales” y no a familiares.

-Respuesta-

Por su parte, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, tras la emisión del reportaje, señaló que “ha dispuesto una exhaustiva investigación de los hechos y la evaluación de la reubicación de los 103 jóvenes pertenecientes al Pronacej, recluidos en el establecimiento penitenciario Ancón II”.