El uso de pirotécnicos es masivo y suele aumentar en las celebraciones de Navidad y Año Nuevo. Sin embargo, también pueden dejar serios daños que pueden costar la vida. (Foto: Archivo / El Comercio)
El uso de pirotécnicos es masivo y suele aumentar en las celebraciones de Navidad y Año Nuevo. Sin embargo, también pueden dejar serios daños que pueden costar la vida. (Foto: Archivo / El Comercio)
Redacción EC

Durante la celebración de , el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios reportó un total de 125 emergencias en Lima y Callao, que se presentaron durante las primeras horas de la madrugada, entre incendios, incidentes por materiales peligrosos, rescates y accidentes de tránsito.

Una de las causas de estas emergencias suele ser el mal uso de , que pueden provocar incendios y hasta la muerte de personas, tal como ocurrió en el trágico incendio de Mesa Redonda del 2001, en el que cerca de 300 personas perdieron la vida en el fuego.

Son incontables las emergencias registradas. Por ello, la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil () ha informado acerca del uso de estos elementos cuyo uso es masivo en varios países para las celebraciones, pese a sus consecuencias.

Existen tres clases de artefactos pirotécnicos autorizados: los que están calificados como de muy bajo riesgo, que emiten luces, humo, serpentina o papel picado; los deflagrantes, cuyo riesgo es moderado; y aquellos que son de uso exclusivo para espectáculos autorizados por la Sucamec.

Respecto a los artefactos deflagrantes, la superintendencia ha informado que la venta es exclusiva para mayores de edad. Estos se caracterizan por tener la mecha recubierta, con efecto retardante y cuenta con recomendaciones de uso. Entre estos se encuentran la misilera (emite silbido), el volcán (se coloca en el suelo, emite chispas y luces de colores), las luces de bengala (varilla revestida con sustancia de combustión lenta y emite luz), y las tortas (emiten luces, sonidos y chispas de elevación moderada).

Por otro lado, los que están totalmente prohibidos son los artefactos detonantes que se fabrican y venden de manera clandestina, contienen más sustancias explosivas que las permitidas, son inestables y producen accidentes graves, hasta la muerte. En el siguiente gráfico puedes conocer los modelos prohibidos:

Sobre la manipulación de los artefactos pirotécnicos, se especifica que los menores de edad no deben manipularlos o encenderlos. También se recomienda no usarlos en ambientes cerrados, ni cerca de postes o cables aéreos, a unos 15 metros de distancia de otras personas y se debe tener un extintor cerca. En el caso de que el artefacto tenga una caña como soporte, se debe colocar en base estable y dirigido al cielo.

- Prohibición y campañas -

Pese al uso masivo de estos artefactos y la regulación de estos, el municipio de Magdalena del Mar ha informado que multará hasta con S/ 4.200 a quienes vendan o elaboren todo tipo de material pirotécnico en los comercios formales y en los espacios públicos del distrito, conforme a la .

Esta medida responde a las consecuencias en personas más vulnerables como los adultos mayores, personas con autismo o síndrome de Down, entre otros, así como en las mascotas.

En este sentido, se ha lanzado la campaña #CeroCohetones en redes sociales a cargo de la compañía RIMAC Seguros. Y es que, por lo que se conoce, los artefactos pirotécnicos provocan en los perros, gatos y otros animales un nivel de estrés muy alto, debido a su alta sensibilidad auditiva. Según información de la campaña, las personas con sensibilidad auditiva pueden sufrir un trauma acústico por estruendo, que puede ser tan grave como la perforación del tímpano que se asocia a sangrado, dolor o hipoacusia.