Seis zonas en Lima concentran mayoría de fábricas contaminantes
Seis zonas en Lima concentran mayoría de fábricas contaminantes
Redacción EC

ANA BRICEÑO

El martes a las 6:30 p.m. los vecinos de la urbanización Achirana, en , en sus viviendas. Se trataba de un potente insecticida que se había derramado de un barril a los empleados de la empresa clandestina Agrovet S.A., en la calle Córcega 980. 

“Varios escolares vomitaron, nos dio dolor de cabeza. Algunos vecinos pasaron la noche en otro lugar por temor a que ocurriera algo peor”, contó a El Comercio Eliana Cornejo. Una mascarilla tapaba su rostro. 

La empresa, que , operó más de dos años frente a un parque y a una cuadra de dos colegios. El 1 de agosto, la Gerencia de Fiscalización de la Municipalidad de Santa Anita la clausuró temporalmente y la multó con S/.9.120, pero siguió funcionando. Ahora, los vecinos exigen el cierre definitivo. Cincuenta de ellos fueron llevados a centros de salud a causa del derrame.

Este no es el único caso en Lima donde una empresa o fábrica colinda con viviendas y colegios. El Plan Metropolitano de Desarrollo Urbano de Lima y Callao (PLAM 2035) detectó que la mayor cantidad de fábricas, sobre todo de textiles y metales, se ubica en la Carretera Central (Ate), en la parte media y baja de la quebrada de San Juan de Lurigancho y en Huachipa. Además, existe concentración de industrias en la avenida Pachacútec y el sector de la Panamericana Sur en Villa El Salvador; y en la cuenca baja del río Lurín. En todas ellas, el PLAM 2035 detectó zonas urbanas que resultan afectadas por la contaminación ambiental.

Según un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Lima es una de las ciudades con el aire más contaminado de América Latina.

“En Lima funcionan fábricas en zonas residenciales por la forma como ha crecido nuestra ciudad. Por eso se ha previsto crear un suelo industrial de tres mil hectáreas en Ancón y en las Pampas del Sur, en Lurín”, sostuvo José García Calderón, coordinador técnico del PLAM. 

La entidad busca que las antiguas y nuevas fábricas se instalen en estos sectores. Mil hectáreas serán implementadas en Ancón y el resto en Lurín.

García sostuvo que la propuesta está en la Comisión de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Lima y se espera que luego sea analizada en el concejo metropolitano. 

“No solo incluye zonificación, sino todas las condiciones necesarias para que una zona industrial funcione, como una conexión a vías metropolitanas para la entrada y salida de carga. Se busca el apoyo de la inversión privada”, agregó.  

Para el presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, Gustavo Rizo Patrón, la conversión de las zonas industriales sería la solución para la expansión de Lima porque permitirá aprovechar y recuperar suelos.