Decenas de concesionarios de los parques zonales protestaron en el frontis del parque Huiracocha, en San Juan de Lurigancho, contra el Servicio de Parques de Lima () de la Municipalidad de Lima porque no les avisaron con anticipación que no les renovarían los contratos.

"Recién hace unos días nos avisaron que a varios de nosotros no nos renovarán. Solo están dejando a unos cuántos elegidos a dedo por los administradores de Serpar", aseguró Linda Tolentino, presidenta de la Asociación de concesionarios de parques zonales.

Los trabajadores además denunciaron que durante los últimos años han incrementado hasta en seis veces el costo de la renta. "Antes un restaurante pagaba 200 soles de renta. Ahora el monto está entre 1.000 y 1.200 soles", dijo Tolentino.

Por otro lado, los trabajadores del parque Huáscar, en Villa El Salvador, denunciaron cobros indebidos por conceptos de agua y luz. Sin embargo, el contrato que ellos mantienen con Serpar ya contemplan dichos servicios.

"En setiembre nos cobraron 9 mil soles por agua y luz de dos meses. Tuvimos que pagar porque a algunos de nosotros no nos querían dejar entrar", indicó Martha Marina, quién además señaló que no les dieron ningún comprobante por tal pago.

Pier Huamaní, representante de Serpar, explicó a El Comercio que no están recortando contratos y que se encuentran en evaluación de los concesionarios que trabajarán en el 2017.

"Estamos realizando reformas dirigidas a mejorar la condición de los usuarios. Por ello estamos pidiendo que quienes ingresen tengan ese criterio de calidad", dijo Huamaní.

Sobre el aumentó en la renta de los quioscos, el representante de Serpar explicó que se hizo un reajuste de los precios de acuerdo a la demanda del público.