Siete consejos para evitar conductas violentas de tu perro
Siete consejos para evitar conductas violentas de tu perro
Redacción EC

El último domingo una niña falleció producto del ataque de un perro pitbull en Trujillo. Tres días antes en Santa Anita, otro can de la misma raza dejó gravemente herido a un niño de tres años luego de . Ambos episodios han vuelto a poner en debate temas como la crianza y el cuidado de las mascotas.

En ambos casos se trata de perros pitbull, que . No obstante, para veterinarios y especialistas consultados por El Comercio, la raza del perro no lo predispone a tener un comportamiento violento. 

El tema, según señala el veterinario Jaime Casas, pasa por una correcta crianza, en la que la mascota esté libre de estrés y entienda que existe una autoridad. Sin embargo, existen otros aspectos como la alimentación, el sueño, el espacio de desarrollo y hasta la forma de corregirlo que inciden directamente en el comportamiento del can. A continuación algunas recomendaciones.

1. PERRO COMO MASCOTA NO COMO GUARDIÁN. Muchas familias adquieren una mascota para que estos cuiden las viviendas, equivocando el rol de los animales. “Los perros no son vigilantes ni mucho menos. Son seres que forman parte de la familia. No debemos dejarlos solos o enseñarles conductas violentas para espantar a extraños”, comenta Casas.

2. ALIMENTACIÓN. Para el jefe de la policía canina, comandante Carlo Villacorta, los animales deben comer galletas o alimentos especiales para mascota. En principio eso permitirá una dieta balanceada, pero también ayudará a que conductas agresivas sean prevenidas. “Hay personas que acostumbran dar carne cruda a los perros y eso aviva su instinto salvaje y de caza”.

3. ESPACIO ADECUADO. Los perros no pueden vivir amarrados a árboles o fierros. Los canes deben de tener espacios libres de acuerdo a su tamaño. Eso ayudará a disminuir su estrés. “Las mascotas deben de ser paseadas diariamente para que se relacionen con la gente. De esa forma no se asustarán al interactuar con otros perros o personas”, indica el comandante Villacorta.

4. PROTECCIÓN Y SUPERVISIÓN. Si el perro tiene conductas violentas, debe de ser paseado con un bozal y cadena. Además debe ser vigilado en todo momento para evitar que se acerque o se acerquen mucho a él. “Hay niños traviesos que cogen a los perros, los fastidian, los estresan y provocan reacciones violentas de los perros”, dijo Casas. Eso no es culpa del perro ni del niño, sino del dueño de la mascota y de los padres del menor, por dejarlos descuidados.

5. AUTORIDAD. Los canes deben saber que hay un amo y deben estar sometidos a sus reglas de conducta. Desde las más simples como no subirse a los sillones, por ejemplo. “El perro debe ir detrás del amo y nunca delante, tampoco debe mirársele al mismo nivel, sino de arriba hacia abajo para que entienda que hay una línea de autoridad”, dice Villacorta.

6. CORREGIRLO. Los canes deben entender cómo comportarse pero las medidas correctivas no deben ir acompañadas de violencia o golpes. “Al igual que un niño el perro no debe ser violentado porque esto lo volverá nervioso. Se debe premiar su buen comportamiento con galletas o caricias”, señala Villacorta.

7. ALEJARLO DEL ESTRÉS. Los ruidos fuertes, los pirotécnicos y los gritos ponen a los animalitos en situaciones incómodas que lo ponen nervioso y pueden provocar conductas agresivas. También es importante que descanse en un ambiente adecuado. “Hay que darles confort, una superficie suave y cómoda, sin frío ni calor, etc.”, opina Casas.

TAGS RELACIONADOS