Sigue polémica entre Minsa y Arzobispado por aborto terapéutico
Sigue polémica entre Minsa y Arzobispado por aborto terapéutico
Redacción EC

La coordinadora de la estrategia de salud sexual y reproductiva del , Irma Ramos, se refirió a la guía técnica para aplicar el y reiteró que no da carta blanca para que cualquier embarazo pueda ser interrumpido.

“Estamos hablando que se va a evaluar cada caso por una junta médica. Aunque el Código Penal habla de un médico, el Minsa, en lugar de abrir la puerta, la ha cerrado y señala que el caso debe ser evaluado por una junta médica donde entran especialistas”, dijo en una entrevista para Ideeleradio.

Ramos aseguró que la aplicación de esta guía tiene como una de sus principales condiciones básicas el hecho de que sea el único medio para salvar la vida o proteger la salud de la gestante ante un problema, aunque pueda ser una enfermedad leve. “Una gestante están en una situación especial y cualquier enfermedad común podría poner en riesgo la vida de una gestante”, aseveró.

La representante del Minsa aseguró que el único objetivo de la guía es garantizar una atención de calidad y respeto a la gestante.

ARZOBISPADO NO CEDE

El cardenal , de otro lado, insistió en que la guía debe ser modificada ya que, tal como está, es una “guía para matar”. Para esto, solicitó una “concertación por la salud de alto nivel” que congregue, no solo a autoridades, sino al Colegio Médico, la universidad y la academia de medicina.

“(La guía dice) textualmente que puede ser objeto de esta guía cualquier otra patología materna que ponga en riesgo la vida de la gestante o genere en su salud un mal grave o permanente. No puede ser cualquier otra patología, eso no es válido”, dijo en una entrevista en RPP.

“Esto es una puerta abierta para que empiecen los pagos y coimas a los comités médicos porque sabemos cómo es el Perú”, añadió.