Silva Martinot y la pena de la que se salvó al evitar juicio
Silva Martinot y la pena de la que se salvó al evitar juicio
Gustavo Kanashiro Fonken

volvió al ojo de la tormenta esta semana, no solo porque el joven al cual atropelló dos veces en el Balneario de Asia denunció irregularidades en el proceso, sino porque el Poder Judicial lo sentenció a y al pago de S/.300 mil de reparación civil.

Mateo, el hijo del ex ministro José Luis Silva Martinot, afrontaba denuncias graves. Había arrollado dos veces en presunto estado de ebriedad a Alejandro Ballón Siles el 14 de marzo de este año. No solo eso, sino que no ayudó al malherido joven de 26 años al que dejó en coma e incluso evitó ser sometido a un dosaje etílico. Todo esto, a opinión de la abogada penalista Rommy Chang, habría configurado suficientes elementos para al menos 5 años de prisión efectiva.

¿Cómo así Mateo Silva Martinot de 22 años logró una sentencia con la cual podría salir del penal de Cañete con solo adelantar 100 mil soles de la reparación civil? Sencillo: se acogió a la figura de terminación anticipada, con la cual evitó un juicio en toda su dimensión.

"Era la única alternativa (de la defensa)", dijo a El Comercio el abogado Julio Rodríguez, quien defendió a Mateo Silva Martinot hasta mayo de este año. Ese mes, la familia de Silva Martinot decidió cambiar de firma de abogados y acudió al estudio Roy Freire, de Eduardo Roy Gates (abogado de Nadine Heredia).

"Era la única opción porque dos de los cuatro delitos estaban indudablemente probados", añadió Rodríguez Delgado. En aquel momento, el Ministerio Público buscaba imputarle cuatro cargos a Silva Martinot: lesiones dolosas, lesiones imprudentes, desobediencia a la autoridad y omisión de socorro. Las dos primeras estaban plenamente probadas con videos, testimonios y la versión de la policía. No quedaba duda de que el hijo del ex ministro había atropellado dos veces a Alejandro y que lo había dejado grave.

En pocas palabras, la terminación anticipada, que implicaba que Mateo Silva Martinot aceptara todos los cargos y llegara a un acuerdo previo con la familia de Ballón Siles y el Ministerio Público, era la única vía por la cual el hijo del ex ministro podría obtener el mejor resultado para él. Y lo logró.

EL ACUERDO

El ex abogado de Mateo Silva Martinot asegura que las discusiones para lograr una terminación anticipada ya se estaban llevando a cabo desde antes de mayo. También le dijo a El Comercio que ya estaban buscando la opinión del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) sobre el caso porque habían encontrado supuestas deficiencias técnicas en la señalización de tránsito en el estacionamiento. Recién cuando Mateo ya tenía como estudio de abogados el de Roy Gates, el MTC se pronunció y dijo que, al ser un local privado, no aplicaba el reglamento de tránsito.

Cinco meses después llegó el acuerdo, la sentencia de prisión suspendida y el pago de S/.300 mil a favor de Alejandro Ballón Siles. "Ese era aproximadamente el monto de los gastos médicos, que se elevaban a unos 80 o 90 mil dólares", detalló Julio Rodríguez.

Con esta terminación anticipada, el joven Silva Martinot logró evitar, al menos, cinco años a la cárcel. A opinión de la abogada penalista Rommy Chang, este es el monto al que habría llegado el Poder Judicial si el proceso hubiera seguido adelante.

POSIBLES ESCENARIOS

Según la abogada Rommy Chang, si un juicio hubiera tomado las penas más benignas para todos los delitos que se le imputaban a Silva Martinot, se habría llegado a sumar al menos 9 años, de los cuales solo se hubieran considerado 6 (dos tercios del total) por tratarse de un joven sin antecedentes que cometió tres crímenes con agravantes.

"Si a eso le restas un sexto de la pena que es lo que los jueces suelen hacer cuando reciben una terminación anticipada, serían 5 años y eso era prisión efectiva", indicó Chang Kcomt, especialista en derecho penal.

Por esto, la abogada expresó su sorpresa ante la decisión del Ministerio Público y de la jueza Haydé Pérez Saavedra. Esta última tenía la capacidad de rechazar el acuerdo al ver que los cuatro años eran menos de lo que le corresopndía a Silva Martinot.

LA POSTURA DE BALLÓN

Alejandro Ballón Siles, el muchacho de 26 años que hasta ahora tiene problemas para caminar por el doble atropello que sufrió en marzo de este año, accedió a esta terminación anticipada. La prioridad principal, según sus propias palabras, era que se logre el pago de los gastos médicos, más allá de cualquier pena de prisión efectiva.

"Si yo salí a hablar fue porque el padre (José Luis Silva Martinot), luego de aparentar tener buena fe y ganas de ayudar (ante los medios), se negaba rotundamente a cubrir en su totalidad los gastos incurridos por mis padres", escribió Alejandro en su perfil de Facebook la noche del jueves, luego que se conociera el fallo.

Aunque la última palabra la tenía la jueza, al escuchar que la parte afectada estaba de acuerdo, aceptó los términos en lugar de seguir con un juicio que habría durado al menos un año más. Esto hubiera retrasado el pago de la reparación civil al menos hasta mediados del 2016.

"Finalmente ha cubierto los gastos de la reparación civil y el tema de la pena le compete a las autoridades", fueron las palabras con las cuales Alejandro Ballón cerró su mensaje vía Facebook.

Como dijo el abogado de la víctima, el objetivo de este acuerdo era terminar el proceso lo antes posible para beneficio de ambas familias. Efectivamente, el proceso judicial terminó y no solo Alejandro consiguió el pago de su tratamiento, sino que Mateo Silva Martinot consiguió evitar su peor escenario: la prisión efectiva.