Redacción EC

Si bien muchas entidades públicas y privadas cumplieron con el deber de participar en el Simulacro Nacional de Sismo y Tsunami, otras dejaron mucho que desear.

Este podría ser el caso del viejo Hospital del Niño, ubicado en la cuadra 6 de la avenida Brasil, en Breña. Un informe de Canal N evidenció la poca coordinación para este ensayo.

Pasadas las 3 p.m (hora en debía iniciar el simulacro), muchos pacientes y trabajadores del nosocomio aún no se enteraban de la convocatoria al evento.

Aquellos que sí cumplieron con el llamado cívico no sabían en qué lugar colocarse (zona segura) y atinaron a acercarse al lugar desde donde el reportero del medio emitía su informe.

Según el Instituto Nacional de Defensa Civil, 72% de peruanos participó del ensayo que, según lo planeado, simulaba un temblor de 8 grados con posterior tsunami.