Más de 200 viviendas del asentamiento humano Villa Campoy, en San Juan de Lurigancho, afectado por el reciente desborde del río Huaycoloro, fueron fumigadas para prevenir la transmisión de enfermedades como el dengue, zika o chikungunya.

Además de casas, se fumigaron áreas públicas situadas en las inmediaciones del río Huaycoloro, que la semana pasada se desbordó, creando un caldo de cultivo para enfermedades que se propagan a través de picadura de insectos.

“Esta es la zona más afectada por el huaico y la más propensa a la propagación del dengue, zika y chikungunya”, indicó el subgerente de Gestión de Riesgo de la Municipalidad  San Juan de Lurigancho, Martín Román.

Por su parte, Christian Peña, de la Red de Salud del Minsa, invocó a los residentes a retirar recipientes u objetos inservibles donde pueda almacenarse agua y favorecer  la aparición de enfermedades.

En los últimos días, la Municipalidad de San Juan de Lurigancho y el Ministerio de Salud realizaron campaña informativa y de sensibilización acerca de la campaña entre los vecinos.

La jornada sanitaria fue realizada con el apoyo del Minsa y personal especializado de la Municipalidad de La Molina.

LEE TAMBIÉN