Por segunda vez en menos de tres meses, los vecinos de San Juan de Lurigancho salieron a las calles para exigir que las Fuerzas Armadas apoyen a la Policía Nacional en la lucha contra la delincuencia.

Encabezada por el alcalde Juan Navarro Jiménez, la “II Marcha por la paz y la seguridad ciudadana” inició en el Parque del Maestro, a la altura de la cuadra 2 de la avenida Próceres de la Independencia, y se dirige hacia el Congreso de la República, en el centro de Lima.

La movilización pacífica ha causado congestión vehicular en las avenidas Próceres de la Independencia y 9 de Octubre.

Vale indicar que el ministro del Interior, José Pérez Guadalupe, ha remarcado en más de una oportunidad que el pues las Fuerzas Armadas no están preparadas para la lucha contra la delincuencia común, tarea exclusiva de la Policía Nacional.