Fernando Alayo Orbegozo

Periodista de la sección Nacional

fernando.alayo@comercio.com.pe

Actualización

Esta nota fue publicada originalmente el día 5 de agosto del 2020. Ha sido actualizada debido a que hoy, jueves 13 de este mismo mes, el ministro de Educación, Martín Benavides, es interpelado en el Congreso por su gestión cuando era titular de la Superintendencia Nacional de Educación Superior ().

---------------

El 9 de julio del 2014, el diario oficial “El Peruano” incluyó entre sus páginas la Ley 30220, conocida también como Ley Universitaria. Ese fue el punto de partida para la reforma del sistema de educación superior del país, cuyo componente principal es el proceso de licenciamiento al que se sometieron las 145 universidades públicas y privadas que hay en el Perú. Un procedimiento regulado y llevado a cabo por la , que también llegó con la norma.

MIRA: Martín Benavides: “Veo muy poco esfuerzo del Congreso en documentarse bien para las decisiones que está tomando”

Seis años después, la primera etapa de la reforma está a punto de culminar. A la fecha, el proceso de licenciamiento registra un avance del 98%, lo que significa que 94 casas de estudios fueron licenciadas (65% de las 145), 48 denegadas (33%) y tres están pendientes de resolución (2%). Es decir, una de cada tres universidades peruanas no acreditaron el cumplimiento de las condiciones básicas de calidad (CBC) establecidas en la ley.

Los alumnos, el eje de la reforma

De las 94 universidades y escuelas de posgrado licenciadas, 46 son públicas (49%) y 48 son privadas (51%). Asimismo, 37 de estas instituciones tienen su sede en Lima (39%), y 57 en las diferentes regiones del país (61%).

De acuerdo con la Sunedu, más de 1′320.000 alumnos se han beneficiado con la reforma debido a que sus casas de estudios cumplieron con la normativa vigente. “El licenciamiento ha permitido que tengan la seguridad de recibir una formación profesional en universidades, con programas académicos y filiales, con condiciones básicas para su funcionamiento y eso se traduce en una oferta con mayor garantía para todos los jóvenes del país “, explicó el superintendente encargado Oswaldo Zegarra.

La otra cara de la reforma es la denegatoria. De las 48 universidades con licencia denegada, casi todas son privadas (47) y solo una es de gestión pública: la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica (Unica). Como consecuencia, unos 227.000 estudiantes se han visto afectados por estas casas de estudios.

Este es el ranking de las universidades denegadas con el mayor alumnado, que tiene entre sus primeros diez lugares a las conocidas Alas Peruanas (UAP), Telesup, e Inca Garcilaso de la Vega (UIGV):

Universidad denegadaRegiónAlumnos matriculados
1Universidad Alas Peruanas (UAP)Lima65.078
2Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez (UANCV)Puno28.790
3Universidad Privada TelesupLima20.274
4Universidad San Luis Gonzaga de Ica (UNICA)Ica19.472
5Universidad San Pedro (USCH)Áncash19.220
6Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV)Lima16.646
7Universidad José Carlos Mariátegui (UJCM)Moquegua8.392
8Universidad Particular de Chiclayo (UDCH)Lima6.234
9Universidad Científica del Perú (UCP)Loreto5.528
10Universidad Peruana de Las Américas (UPLA)Lima5.574
11Universidad Privada Antonio Guillermo Urrelo (UPAGU)Cajamarca3.589
12Universidad Privada San Carlos (UPSC)Puno3.137
13Universidad Peruana de Ciencias e Informática (UPCI)Lima1.751
14Universidad Privada SISELima1.665
15Universidad Politécnica Amazónica (UPA)Amazonas1.520
16Universidad Peruana del CentroJunín1.305
17Universidad Privada Arzobispo Loayza (UAL)Lima1.277
18Universidad Peruana de Integración Global (UPIG)Lima1.257
19Universidad Privada de Pucallpa (UPP)Ucayali1.022
20Universidad Privada de la Selva Peruana (UPS)Loreto1.021
21Universidad Latinoamericana CIMATacna1.018
22Universidad Privada de TrujilloLa Libertad941
23Universidad Privada Juan Pablo II (UPJP)Lima930
24Universidad Peruana Austral del CuscoCusco889
25Universidad Interamericana para el Desarrollo (UIPD)Lima778
26Universidad Peruana de Oriente (UPO)Loreto708
27Universidad Privada Sergio Bernales (USB)Lima704
28Universidad de Lambayeque (UDL)Lambayeque646
29Universidad Privada Autónoma del Sur (UPADS)Arequipa644
30Universidad Global del Cusco (UGC)Cusco591
31Universidad Autónoma San Francisco (UASF)Arequipa568
32Universidad Privada Juan Mejía Baca (UMB)Lambayeque546
33Universidad Peruana Simón Bolívar (UPSB)Lima538
34Universidad Peruana Santo Tomás de Aquino de Ciencia e Integración (UST)Junín512
35Universidad San Andrés (USAN)Lima505
36Universidad Privada de Ica (Upica)Ica487
37Universidad Santo Domingo de Guzmán (USDG)Lima477
38Universidad de Ayacucho Federico Froebel (Udaff)Ayacucho437
39Universidad Privada Leonardo Da Vinci (UPD)La Libertad428
40Universidad Peruana de Investigación y Negocios (UPEIN)Lima420
41Universidad Privada Líder Peruana (ULP)Cusco396
42Universidad Ciencias de la Salud (UCS)Arequipa390
43Universidad Seminario Evangélico de Lima (USEL)Lima357
44Universidad Marítima del Perú (UMP)Callao180
45Universidad Seminario Andino Bíblico (USAB)Lima179
46Universidad Peruana de Arte OrvalLima176
47Escuela Internacional de Posgrado (ESIP)Lima57
48Escuela de Posgrado San Francisco Xavier (SFX)Arequipa17
MIRA: Sunedu anuncia que se ampliará plazo de cese de universidades denegadas por emergencia nacional

Inversión y ordenamiento

La Ley Universitaria establece que, tras la denegatoria, las instituciones educativas tienen hasta dos años para cesar sus actividades, un proceso en el cual deben asegurar la continuidad de los estudios de su alumnado. Debido a la pandemia del COVID-19, .

Solo las universidades públicas denegadas pueden acogerse a un plan de emergencia implementado por el Ministerio de Educación (Minedu), a fin de optar por un nuevo licenciamiento; la Unica ya inició este procedimiento. Hace unas semanas, la Comisión de Educación del Congreso intentó que este rescate estatal alcanzara a las universidades privadas, pero la iniciativa fue retirada debido al cuestionamiento público.

La Dirección General de Educación Superior Universitaria (Digesu) del Minedu informó a este Diario que el sector había transferido casi S/1.000 millones a las universidades públicas, a fin de asegurar la calidad educativa en el marco de la reforma. La inversión estuvo vinculada a la mejora de las CBC para el proceso de licenciamiento, la asistencia técnica continua y el incremento en la remuneración de los docentes.

(Fuente: Digesu / Minedu)
(Fuente: Digesu / Minedu)

Pero la gestión presupuestal fue diferente en las universidades privadas denegadas. De acuerdo con la Sunedu, por alumno estas instituciones invirtieron menos de la mitad de lo que gastó una casa de estudios licenciada.

Solo entre los años 2016 y 2017, las casas de estudios que finalmente obtuvieron su licencia reportaron –en promedio– un gasto anual de S/10.084 por cada estudiante; las denegadas solo S/4.431. Ambas cifras aún están lejos de las registradas por aquellas universidades de Latinoamérica que ingresaron al ranking QS este año: S/20.316 (en promedio en el top 200) y S/17.142 (en el top 400).

Así fue la inversión anual por estudiante de algunas instituciones educativas que fueron parte del proceso de licenciamiento, según la superintendencia:

UniversidadEstatusInversión anual (promedio del 2016 y 2017)
Universidad Privada TelesupDenegadaS/2.787 por alumno
Universidad Alas Peruanas (UAP)DenegadaS/3.682
Universidad César Vallejo (UCV)LicenciadaS/4.091
Universidad Particular de Chiclayo (UDCH)DenegadaS/4.600
Universidad de Lambayeque (UDL)DenegadaS/4.870
Universidad Inca Garcilaso de la Vega (UIGV)DenegadaS/5.936
Universidad San Ignacio de Loyola (USIL)LicenciadaS/13.756

Para cumplir las CBC que estipula la Ley Universitaria, las universidades públicas y privadas debieron pasar por un proceso de sinceramiento de su oferta académica. En esa línea, 65 instituciones desistieron de un total de 3.695 programas (56% de pregrado, 30% de posgrado y 14% de segundas especialidades). La gran mayoría de estos no alcanzaba el estándar requerido. Otras 16 universidades cesaron las actividades en 115 locales y 75 filiales ubicados en 22 regiones del país.

Los intereses políticos

En las últimas semanas, en la Comisión de Educación del Congreso se discutieron distintas iniciativas que –nuevamente– buscaban modificar el rol de la Sunedu y el objetivo de la reforma. Todas fueron retiradas debido a las críticas; como la creación de una instancia superior a la superintendencia (el Consejo Nacional de Asuntos Universitarios) que revisaría los licenciamientos, o la aplicación de un rescate estatal para las universidades privadas denegadas.

Sin embargo, una propuesta de este grupo de trabajo sí prosperó: el pleno aprobó su pedido y le por presuntas irregularidades en los licenciamientos de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP) y de la Universidad Privada Peruano Alemana (UPAL).

MIRA: Congreso aprueba conformar una comisión investigadora contra la Sunedu por licenciamientos

Según los congresistas solicitantes, habría un posible “favoritismo” de la Sunedu al otorgarles la licencia cuando estas instituciones no contaban con la infraestructura requerida ni con alumnos matriculados. Al respecto, la superintendencia aclaró que esos argumentos eran “falsos” y que el proceso fue realizado de acuerdo a ley.

De hecho, tanto el ministro de Educación, Martín Benavides, como el superintendente Zegarra fueron citados a diferentes sesiones virtuales de la comisión, en las que explicaron los procedimientos de supervisión y fiscalización en ambas universidades. Sin embargo, el titular del Minedu dijo a El Comercio que “no nos escucharon”.

(Foto: Captura de pantalla)
(Foto: Captura de pantalla)

Este Diario investigó a cada uno de los . Varios fueron elegidos tras haber postulado con los partidos Podemos Perú (cuyo presidente es José Luna Gálvez, dueño del Consorcio Telesup); Unión Por el Perú (vinculado a Virgilio Acuña, promotor de la denegada Universidad de Lambayeque); y Fuerza Popular (relacionado a la denegada Alas Peruanas y detrás de tres intentos del Congreso disuelto para investigar a la superintendencia).

De hecho, quien promovió el pedido facultades para conformar una comisión investigadora fue el congresista Orestes Sánchez (Podemos Perú); lo hizo el mismo día en que su colega de bancada, María Gallardo, anunció que presentaría una moción de interpelación contra el ministro Benavides (que nunca oficializó).

El vocero de este grupo, Daniel Urresti, dijo que se retirarían de la Comisión de Educación para evitar posibles cuestionamientos por el vínculo con Luna Gálvez, pero –a pesar de ello, y de alguno u otro modo– las propuestas de Sánchez y Gallardo ya tuvieron luz verde en el pleno.

Pero los cuestionamientos a la reforma universitaria desde el Congreso no son nuevos: desde el 2018 van cuatro intentos para investigar la Sunedu, tres de los cuales surgieron con la anuencia de las exparlamentarias Paloma Noceda, Milagros Salazar y Tamar Arimborgo (Fuerza Popular), quienes presidían el grupo de trabajo de Educación. En ninguno de estos casos hubo un informe final debatido.

La Sunedu fue creada con la promulgación de la Ley Universitaria. Asumió la regulación del licenciamiento desde el 2015.
La Sunedu fue creada con la promulgación de la Ley Universitaria. Asumió la regulación del licenciamiento desde el 2015.

El ministro Martín Benavides, quien además fue titular de la Sunedu entre marzo del 2018 y febrero de este año, dijo a El Comercio que en los últimos años se ha logrado “mejorar el sistema universitario, la investigación, la infraestructura y el uso de los recursos para fines académicos”.

“Queda claro que hay y hubo intentos para debilitar la independencia y fortaleza de la Sunedu, tratando de empañar su credibilidad. Existen sectores que buscan regresar a las situaciones donde aumentaban los márgenes de ganancia de las universidades, pero no incrementaba la calidad académica. Eso no volverá a pasar gracias a la ley”, agregó Benavides.