Mujer de 24 años denuncia que fue dopada y ultrajada por dos agentes policiales. (Video: América Noticias)
Redacción EC

Una joven de 24 años denunció que fue dopada y ultrajada por dos agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) identificados como Kenji Guzmán Peceros y Arlin Huancho, luego de una intervención policial en Ate Vitarte, según informó América Noticias.

La víctima, quien optó por no ser identificada, sostuvo a dicho medio que se encontraba bebiendo con dos amigos en la vía pública, cuando fueron intervenidos por los policías. Estos los trasladaron a la comisaría y luego se ofrecieron a llevarla a casa solo a ella.

Cuando despierto estaba en un hostal, desnuda, no tenía ropa interior ni pantalón. Ellos no tenían derecho de hacerme eso. Ellos me dijeron que me podían llevar a un paradero cerca a mi casa. Luego, uno de ellos me dijo que me iban a llevar hasta la puerta de mi casa, que su carro estaba afuera de la comisaría”, señaló la joven.

Además, sostuvo que en el camino ambos le ofrecieron una cerveza y luego apareció en un hostal. “Me dijeron: ‘pero acompáñanos pues, tómate una’. Me tomé tres sorbos y de ahí no recuerdo nada. Solo recuerdo haber visto a uno de ellos desnudo por el baño y el otro estaba sentado al costado mío [sic]”, detalló.

Agregó que, tras despertarse por segunda vez, notó que ya no estaba en el hostal, sino en un transporte público. “El cobrador me dijo: ‘señorita tiene que bajar’”, contó. Luego de ello, se fue a su vivienda y acto seguido denunció el hecho en la misma comisaría en la que estuvo, tras ser intervenida junto a sus dos amigos.

El jefe de la Oficina de Disciplina de Inspectoría General de la PNP, coronel Carlos Herrera, señaló que se abrió un procedimiento disciplinario contra los presuntos responsables, al suboficial de tercera Kenji Guzmán Peceros y el suboficial Arlin Huancho, quienes en estos momentos se encuentran inubicables.

“Se les ha abierto investigación para el suboficial de tercera Kenji Guzmán Peceros y al suboficial Arlin Huancho por el presunto delito contra la libertad sexual. La medida preventiva sería suspenderlos del servicio y la más drástica es el pase a retiro. Ellos están inubicables”, declaró el coronel Carlos Herrera a América Noticias.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Cinco millones de peruanos recibirán vacuna de Pfizer en diciembre

TE PUEDE INTERESAR