Las exportaciones del cacao y sus derivados se han multiplicado 10 veces entre el 2000 y el 2016, a un ritmo de 25% anual. (El Comercio)
Las exportaciones del cacao y sus derivados se han multiplicado 10 veces entre el 2000 y el 2016, a un ritmo de 25% anual. (El Comercio)

La feria Expo Amazónica 2017, realizada este último fin de semana en la región San Martín, ha sido una nueva oportunidad para exponer los avances en cuanto al desarrollo de las cadenas de valor del cacao como parte fundamental de consolidación de economías licitas en zonas donde antes predominaba el cultivo de la coca.

En la última década, la producción de cacao creció 5.5 veces, siendo este cultivo el principal sustento de casi medio millón de peruanos en diez regiones del país y constituyéndose así en un importante motor del desarrollo económico y social a nivel local, regional y nacional.

En la misma línea, las exportaciones de este producto y sus derivados se han multiplicado 10 veces entre el 2000 y el 2016, a un ritmo de 25% anual, siendo el cacao en grano la sexta agro exportación del país, por un valor de US$200 millones en el último año.

Esto, sumado a una creciente y sostenida demanda internacional de cacao durante los últimos 20 años, nos coloca en un contexto en el que ineludiblemente los diversos actores vinculados al sector cacaotero peruano deben orientar sus esfuerzos con miras a fortalecerlo, aprovechando nuestras ventajas comparativas y elevando la productividad, como acciones claves para seguir conquistando mercados.

Por ello, el Gobierno Regional de Huánuco, con el apoyo del proyecto "Fortalecimiento de la Capacidad Organizativa en el Desarrollo Alternativo" de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), en coordinación con Devida y con el apoyo de USAID, viene liderando acciones orientadas a la elaboración del Plan Estratégico de la cadena de valor del cacao de la región, en coordinación con diversos actores del sector público, privado y de cooperación internacional.

En ese contexto, Federico Tong, director del Programa de Desarrollo Alternativo de UNODC, señaló que “el desarrollo alternativo ha sido y continúa siendo un factor clave para el posicionamiento del cacao peruano como producto bandera; permitiendo que el Perú se convierta en una potencia exportadora de este grano, siendo demandado por las más importantes chocolaterías del mundo”.

“La importancia del cacao no solo radica en la comercialización del grano y sus derivados, sino también en las oportunidades que dicho cultivo brinda a las familias que han optado por el desarrollo alternativo como reemplazo de la coca, pues les permite incorporarse a la economía lícita y disfrutar de una mejor calidad de vida”, agregó.

En el 2008, Huánuco registraba 17,973 hectáreas de cultivos de coca, mayormente vinculadas al narcotráfico, y que ahora, gracias al Programa de Desarrollo Alternativo, el espacio cocalero se redujo a 874 hectáreas, incrementándose, más bien, los cultivos lícitos de cacao.

TAGS RELACIONADOS