Redacción EC

La Municipalidad del , a través de su Gerencia de Desarrollo Económico Local y Comercialización, clausuró de manera definitiva algunos locales ubicados en la avenida Tomás Valle ante la denuncias de los vecinos por las constantes peleas y asaltos en los exteriores.

Uno de los establecimientos cerrados fue el Yacumama, ya que se dedicaba a la venta de licor pese a que tenía licencia de restaurante. Además, incumplió con una clausura anterior. Por ello, las puertas del local fueron soldadas.

Personal de la comuna del Callao también dispuso el cierre del restaurante ‘La Charapita’ al no tener licencia de funcionamiento.

El operativo fue ejecutado por efectivos de la Unidad de Servicios Especiales de la Policía Nacional del Perú, Policía Municipal y agentes del Serenazgo del Callao.