Módulos Temas Día

Cercado: frágil casona clausurada sigue operando como cantina

Está ubicada en la cuadra 4 de jirón Cusco. Propietario movió bloque de concreto para burlar la orden del municipio y crear un acceso para sus clientes. 

El local había sido clausurado por completo y bloqueado por un enorme muro de concreto para impedir que siga funcionando. Sin embargo, sus propietarios e inquilinos ignoraron la orden y movieron el pesado bloque para crear un acceso y continuar operando. 

Está ubicado en pleno Cercado, en jirón Cusco 418, a pocas cuadras de la Municipalidad Metropolitana de Lima. Adentro hay hasta cinco negocios: cabina de Internet, cantina, locutorio, baño y servicio de fotocopiado. Todos ellos, en medio de una estructura precaria de madera y adobe, tan deteriorada que tiembla en cada paso que uno da.

En un improvisado mezanine superior se ofrece media hora de Internet por 80 céntimos, en cabinas encajonadas de las que sería difícil evacuar en caso de sismo o incendio. Para acceder hay que subir unas estrechas escaleras de madera. Una vez arriba, se observa una gran cantidad de conexiones eléctricas y solo un extintor bloqueado por una puerta y sin señalización.

Peligro en el Cercado de Lima

Este local funciona en una vieja casona que había sido anteriormente clausurada.

En el primer piso funciona el bar Currundanga, que fue clausurado en febrero del 2014 por presentar ambientes insalubres e inseguros. El mal olor y el ambiente inseguro se dejan percibir en todo momento. Actualmente sigue ofreciendo cerveza y comida.

Edgar Ruiz, representante del área de fiscalización de la Municipalidad Metropolitana de Lima, habló esta tarde con El Comercio y dijo que este local sería un peligro para las personas, y que tomará acciones para evitar que siga funcionando. Se pudo comprobar que en el inmueble también viven algunas familias. 

Lea también:


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada