Redacción EC

A pocas horas de decidirse en el el pedido de vacancia contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski, varios colectivos y organizaciones civiles se movilizaron por las principales vías del Centro de Lima con arengas en defensa de la democracia y en contra de la corrupción. 

Sin embargo, la manifestación causó más de un problema en las calles. Uno de los principales fue la intensa congestión vehicular, que complicó las ya desordenadas vías en plena hora punta. Esto se agravó con el caos generado por las compras navideña.

En las avenidas Tacna, Garcilaso de la Vega, Bolivia, Abancay y Nicolás de Piérola, el tránsito quedó paralizado por casi una hora. Largas filas, de hasta ocho cuadras consecutivas, se pudieron observar. En la Vía Expresa Grau algunas unidades de transporte público decidieron circular contra el tráfico o usar accesos peatonales para llegar a su destino.

Recién alrededor de las 9 p.m. la circulación de vehículos comenzó a normalizarse.