Las rejas puestas a la salida del Puente de la Amistad impiden circular a ciclistas y peatones. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Las rejas puestas a la salida del Puente de la Amistad impiden circular a ciclistas y peatones. (Foto: Anthony Niño de Guzmán)
Redacción EC

La Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) señaló ayer a El Comercio que continuará buscando una solución definitiva al problema del tránsito en el , que une Miraflores y San Isidro, y descartó que esto sea una invasión a la autonomía de ambos distritos.

“Lo único que busca [la MML] es defender a los ciudadanos de Lima ante la vulneración de sus derechos al libre tránsito y la afectación de su bienestar. Cerrar el paso de manera arbitraria [con rejas] es absurdo e inaceptable”, afirmó a través de un comunicado.

Esto ocurre después de que el alcalde de , Augusto Cáceres, difundiera un video donde acusa al alcalde de Lima, Jorge Muñoz, de invadir los fueros de ambos municipios, luego de que el Poder Judicial admitiera a trámite un hábeas corpus interpuesto por la MML contra las rejas instaladas a la salida del puente, en San Isidro.

Cáceres también responsabilizó a Muñoz y al alcalde de Miraflores, Luis Molina, de supuestas irregularidades en el aumento del costo de la estructura, que habría pasado de S/4,8 millones a S/9,5 millones. “Exhorto al PJ a que no se deje sorprender por un hábeas corpus que nada tiene que hacer. Alertamos a las autoridades para que investiguen los extraños vericuetos por los que una obra terminó costando S/5 millones más”, dijo.

La MML señaló que la comuna de Miraflores, en la gestión de Muñoz, tuvo a su cargo el estudio y expediente técnico de la obra, que se efectuó “con total transparencia y acceso público”. También rechazó “cualquier mal intencionada información.