La cantidad de personas fallecidas ha disminuido en las últimas cuatro semanas. (Foto: GEC)
La cantidad de personas fallecidas ha disminuido en las últimas cuatro semanas. (Foto: GEC)
Redacción EC

El presidente se pronunció respecto a la reducción de los fallecimientos reportados en las últimas semanas en medio de la pandemia del (COVID-19). En conferencia de prensa realizada en Palacio de Gobierno, el jefe de Estado pidió no bajar la guardia y continuar con las medidas de precaución para evitar los contagios.

Mira: César Cárcamo sobre interrupción de ensayos de AstraZeneca: “Retrasa el desarrollo de la vacuna y llegaría más tarde”

De acuerdo a información del (Sinadef), presentados por el presidente Vizcarra, el exceso de decesos producido desde que comenzó la pandemia en Perú -a mediados de marzo-, disminuyó de 4.432 a 1.964 en las últimas cuatro cuatro semanas.

El reporte de Sinadef detalla que la mayor reducción en este indicador se registró en la semana del 30 de agosto al 5 de septiembre.

Esto no debe generar ningún triunfalismo ni confianza. Sí, es un dato esperanzador, pero debemos seguir trabajando. El virus sigue y debemos seguir siendo responsables para continuar en esta tendencia. Son cifras que reflejan que estamos por buen camino", señaló el presidente.

Al revisar la evolución del exceso de muertes, el presidente explicó que en la primera semana de julio, cuando comenzó la tercera fase de reactivación económica, muchos ciudadanos se confiaron y "disminuyeron su control y nivel de responsabilidad, lo que provocó que subiera la curva”.

Nuevamente pusimos más énfasis en las áreas de cuarentena y establecimos el toque de queda todos los domingos y vemos la suma de factores, pero la más importante fue la colaboración de los ciudadanos, que han hecho que la primera semana de agosto de manera sostenida comienza a disminuir la cantidad de personas por semana”, sostuvo.

Al respecto, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, reiteró a la ciudadanía que no puede confiarse ni relajar las medidas de bioseguridad y advirtió que esta tendencia a la baja puede cambiar en cualquier momento.

“Desde la primera semana de agosto se ve cómo disminuye la cifra de fallecidos. Todavía nos falta algo más de tiempo y con el favor de dios para recuperemos cifras semejantes. Esto nos da esperanza, pero no es un triunfalismo”, explicó. Añadió que esta reducción de cifras no solo es por la actitud de la ciudadanía en cumplir las restricciones sino también el esfuerzo de todos los sistemas vinculados a la salud, agregó.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN LIMA