El INPE confirmó que 4 reos del penal del Callao fueron contagiados con coronavirus. (Foto: Andina)
El INPE confirmó que 4 reos del penal del Callao fueron contagiados con coronavirus. (Foto: Andina)
Claudia Sovero Delgado

El último sábado el Instituto Nacional Penitenciario del Perú (INPE) informó sobre la existencia de los primeros casos en cuatro internos del establecimiento penitenciario de Callao Sarita Colonia y un trabajador penitenciario de Establecimiento Transitorio de Lima. Situación que ha motivado que se activen los protocolos en el Comando COVID-19 para la intervención sanitaria a cargo del .

Al respecto, el exministro del Interior y ex director del INPE, José Luis Pérez Guadalupe y el adjunto para los Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo, Percy Castillo, indicaron a El Comercio que debido al elevado nivel de hacinamiento de la cárcel de Callao, que tiene una capacidad de 572 personas, pero alberga a más de 3.200, lo ocurrido debe ser tomado con atención y claridad por parte del INPE.

José Luis Pérez Guadalupe explicó a detalles dos puntos que se deben tomar en cuenta para evitar la situación del establecimiento penitenciario de Callao, el tercero con mayor porcentaje de hacinamiento en el Perú, se repita en otro penal.

El exministro enfatizó que es imposible implementar medidas de aislamiento social, pero que se podría empezar a prohibir el tránsito entre pabellones como medida de prevención y que los reos empiecen a tener contacto parcial. “La distancia social no va a ser difícil, sino imposible”, dijo.

Además, los trabajadores penitenciarios tienen contacto con el exterior y con los reos, por ello deberían tomarles la prueba a todos y también a todo el personal que esté en contacto con los internos. “Hay 11 mil trabajadores penitenciarios a los que se les debe hacer la prueba para descartar”, precisó.

Por su parte, el Adjunto para los Derechos Humanos de la Defensoria del Pueblo, Percy Castillo, señaló a El Comercio que desde el comienzo de la crisis el INPE y el Minsa tenían que acordar un plan de prevención y actuación para enfrentar el covid-19 y dar los recursos económicos necesario.

Un día después de aprobada la norma, el 21 de marzo, la Defensoría del Pueblo destacó la promulgación del Decreto de Urgencia N° 029-2020, mediante el cual autoriza la transferencia de S/ 10′000.000,00 a favor del INPE con la finalidad de implementar medidas de bioseguridad que se requieren para reforzar el sistema de prevención y contención frente al COVID-19.

Sin embargo, Percy Castillo resaltó que dicha transferencia podría ser insuficiente de cara a los más de 11.536 internas o internos que adolecen enfermedades crónicas entre tuberculosis, VIH-SIDA, diabetes, hipertensión arterial, cáncer, además de los 4.761 adultas/os mayores; población de alto riesgo frente a un posible contagio del coronavirus.

“Obviamente, hasta el momento, gran parte de ese dinero no ha sido empleado para adquirir implementos de logística ni para contratar personal. Es importante que las acciones de separación con los reos contagiados empiece a funcionar desde ahora. La Defensoría ha solicitado conocer estos planes que tiene el INPE para poder evaluar y garantizar el derecho de salud de los privados de libertad y del personal, pero aun no contamos con la información”, precisó.

Hacinamiento

Para ambos especialistas en el tema, Sarita Colonia es el penal con mayor nivel hacinamiento, ya que es el más pequeño y, pese a esto, tiene más de 3.000 personas. Percy Castillo indicó que hasta el momento, los planes de contención que ha explicado el presiente del INPE pasan por nivel de recuperación dentro del propio penal y de dotarse del implemento logístico. El INPE ya tenía una situación muy precaria antes de la crisis", sostuvo Castillo.

Según el último informe estadístico del INPE, de noviembre pasado, la diferencia entre la capacidad de albergue y la población penal es de 55.628 que representa el 139% de la capacidad de albergue. En Lima, la sobrepoblación es de 161% y la más alta es de 253%, en Huancayo.

Para José Luis Pérez Guadalupe, la comunicación con los delegados de los pabellones de todos los penales del país es esencial, pese a que cada establecimiento penitenciario tenga su propias dificultades. “En el penal de Lurigancho están tranquilos, se ha trabajado bien. Los delegados mantienen a su gente calmada, ellos han decidido que las familias no traigan alimentos y dejen de hacer colas para evitar los contagios”.

Además, explicó que si bien en todos los penales hay tópico y en penales más grandes hay pabellones tipo hospitales, el INPE solo tiene médicos generales, por eso cuando hay un tema grave sea por enfermedad, sea por alguna herida, son traslados a hospitales de Estado. La mayoría va gracias a las gestiones que se hicieron para que todos tengan SIS.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la covid-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Hay cura para la covid-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

VIDEO RECOMENDADO

Los animales en albergues, las otras víctimas del coronavirus en el país

TE PUEDE INTERESAR