Las labores de limpieza continúan en el mercado de Caquetá, que fue cerrado para evitar más contagios de COVID-19. (Foto: MINAGRI)
Las labores de limpieza continúan en el mercado de Caquetá, que fue cerrado para evitar más contagios de COVID-19. (Foto: MINAGRI)

El Ministerio de la Producción (Produce) indicó que “probablemente” recién la próxima semana se reabra el mercado de Caquetá, en San Martín de Porres, ya que aún no se han implementado todas las medidas de bioseguridad que eviten los contagios de coronavirus (COVID-19).

“Hemos visto avances importantes ya estamos por encima del 60%, en algunas zonas se ha avanzado más que otras, por ello creemos que probablemente la otra semana sí se pueda reaperturar, tal vez incluso de forma gradual, nosotros estamos monitoreando los avances día a día”, resaltó el viceministro de Mype e Industria, José Salardi.

No obstante, advirtió que, una vez que se adopten todas las medidas sanitarias y de seguridad, será requisito indispensable para reabrir el mercado de Caquetá que los comerciantes hayan dado negativo a las pruebas de COVID-19.

Además, anunció que se tiene previsto cambiar el aforo, que antes era de 5,000 personas, a 1,666; es decir, reducirlo en un tercio del total.

El funcionario supervisó este martes las instalaciones del mercado de Caquetá junto al equipo del Programa Nacional de Diversificación Productiva (PNDP) del Produce, constatando que no se ha cumplido con levantar las observaciones.

Por ejemplo, señaló que todavía hay sectores del mercado que están en proceso de instalación de los lavaderos de manos y las señalizaciones para evacuación y demarcación del distanciamiento social entre el público, compradores y proveedores.

Además, enfatizó que se vienen realizando algunas refacciones , limpieza y pintado de puestos, así como la desocupación de corredores para evitar el congestionamiento de personas.

El pasado 29 de abril, el presidente de la República, Martín Vizcarra, informó que 163 comerciantes del mercado de Caquetá dieron positivo a la prueba de diagnóstico de COVID-19, de los 882 que fueron sometidos a la evaluación médica.