María del Carmen Yrigoyen

Por el toque de queda, este los cementerios no recibirán visitas. Las medidas sanitarias para prevenir el contagio del no permiten aglomeraciones. Y en una fecha como esta un camposanto podría reunir a decenas de millares.

El año pasado 47 mil personas acudieron al cementerio El Ángel, en , a visitar las tumbas de sus madres o abuelas. “Eso fue lo que contamos entre las 7 a.m. y las 6 p.m. Este Día de la Madre no vamos a poder atender esta demanda”, dice Daniel Cáceda Guillén, subgerente de Negocios y Cooperación de la Beneficencia de Lima.

MIRA: “Tercer martillazo contra el COVID-19 no ha dado los resultados esperados”, señala Pilar Mazzetti

Esta es la primera vez, en los 61 años que tiene el cementerio El Ángel, que este cierra sus puertas al público. El camposanto permanecerá así todo el mes –y hasta nuevo aviso– para evitar convertirse en un foco de infección. Solo se permite el ingreso de los familiares de los difuntos que vayan a ser enterrados. El protocolo de bioseguridad indica que, como máximo, podrán estar presentes cinco parientes. “Esto es con el fin de garantizar el distanciamiento social obligatorio”, explica Cáceda.

Si el fallecido murió a causa del coronavirus, se activa el ‘código blanco’. Los sepultureros usan un traje especial y desinfectan el cajón y el pabellón donde se guarda el cuerpo.

“Por la emergencia se tuvo que suprimir los responsos. Llega el difunto, se mete el ataúd y los familiares no tienen momento para hacer una reflexión. Pero estamos haciendo cambios porque la Beneficencia ha reparado en que esto es poco humano”, cuenta el funcionario.

Explica que a partir de esta semana se le pedirá a un sacerdote que recite una bendición durante el funeral.

MIRA: Contraloría propone al Parlamento prohibir subcontratación durante emergencias

Nuevos pabellones

En El Ángel se ha construido tres pabellones nuevos para albergar a las víctimas del COVID-19: San Amadeus I, San Afrodisio I y San Ananías I.

San Amadeus I, que tiene capacidad para 140 nichos, ya ha recibido a trece difuntos. Los restos de una mujer de 53 años fueron los primeros en llegar el pasado 25 de abril.

El año pasado 47 mil personas acudieron al cementerio El Ángel en el Día de la Madre. Este domingo no se abrirá el camposanto por el toque de queda (Foto: Manuel Melgar).
El año pasado 47 mil personas acudieron al cementerio El Ángel en el Día de la Madre. Este domingo no se abrirá el camposanto por el toque de queda (Foto: Manuel Melgar).

TE PUEDE INTERESAR