Los médicos intensivistas se encargan de las unidades de UCI. (Foto: Hugo Pérez)
Los médicos intensivistas se encargan de las unidades de UCI. (Foto: Hugo Pérez)
Redacción EC

La Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (Sopemi) denunció que varios miembros de su comunidad vienen siendo víctima de delitos como extorsión, amenazas y suplantación de identidad. Solicitaron a las autoridades del Gobierno que tomen cartas en el asunto a fin de intervenir a los responsables.

MIRA: Conoce qué pasa con los frascos abiertos cuando ya no hay personas para vacunar contra el COVID-19

En un comunicado destacaron que los especialistas de su grupo han tenido un protagonismo importante debido a la pandemia del COVID-19 y detallaron que se han presentado tres actos delictivos contra los médicos intensivistas.

En primer lugar, señalan que han sido víctimas de “suplantación de identidad con el objetivo de realizar cobros indebidos a familiares de pacientes que requieren internamiento o seguimiento en las unidades de cuidados intensivos”.

Además, mencionan que se han presentado “denuncias anónimas con el afán de extorsionar a médicos intensivistas que laboran en dos instituciones diferentes del Estado, generando malestar en el personal médico”.

Finalmente el pronunciamiento precisa que han sido víctimas de “amenazas contra la vida y la salud de médicos intensivistas de forma presencial o por redes, pretendiendo influir en el resultado de la evolución de pacientes graves o intentando coaccionar el ingreso de pacientes a unidades críticas”.

En esa línea, los especialistas pidieron al presidente Francisco Sagasti, al ministro de Salud, Óscar Ugarte, y al ministro del Interior, José Elice, que intervengan para garantizar la seguridad de estos médicos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Recomendaciones para el día de vacunación
Luego de las denuncias por el uso de jeringas vacías, te brindamos recomendaciones para prestar atención en el momento de la vacunación contra el COVID-19.

TE PUEDE INTERESAR