El Mercado Central fue cerrado el pasado miércoles 20 de mayo para evitar más contagios de COVID-19. (Municipalidad de Lima)
El Mercado Central fue cerrado el pasado miércoles 20 de mayo para evitar más contagios de COVID-19. (Municipalidad de Lima)

El Mercado Gran Mariscal Ramón Castilla, más conocido como Mercado Central, reabrió sus puertas y atendió a los clientes tras implementar una serie de medidas de bioseguridad y sanitarias para evitar contagios de coronavirus (COVID-19).

La Municipalidad de Lima clausuró el Mercado Central el pasado miercoles 20 de mayo luego de que 59 comerciantes, de 201 testeados, dieran positivo al coronavirus (COVID-19). Ante, se intensificaron las tareas de limpieza y desinfección, tanto dentro como fuera del establecimiento.

“En el mercado se han reforzado los protocolos sanitarios en el ingreso. Asimismo, se ha pintado señalética en el piso para que las personas puedan seguir trayectos definidos para la entrada y salida del recinto, y así evitar aglomeraciones. Este es un trabajo conjunto entre el Ejecutivo y la Municipalidad (de Lima), por ello es importante que las autoridades coordinen de la mano en un momento tan complejo para nuestro país, con el objetivo de ejecutar acciones que nos permitan salir adelante”, expresó el alcalde de Lima, Jorge Muñoz.

-OBRAS-

Como parte de las mejoras llevadas a cabo en el Mercado Central, se efectuó el pintado de la ruta del comprador, la cual delimita el flujo interno de personas, a fin de no generar aglomeraciones en los pasillos ni en los puestos de venta.

Asimismo, las líneas y círculos para el distanciamiento dentro y fuera del mercado también fueron repintadas, al igual que el acceso preferencial para personas vulnerables, quienes no tendrán que hacer cola para ingresar al local.

-OTRAS MEDIDAS-

También se implementaron barreras de protección en los puestos de pollos, pescados y carne de res y de cerdo, así como la colocación de más lavamanos portátiles, tachos para residuos sólidos, guantes, mascarillas y gorros desechables.

A su vez, el Mercado Central presenta ahora un renovada señalética con información relacionada al nuevo horario de atención y el aforo permitido, la zona de desplazamiento de las carretas, la ubicación de los lavamanos, entre otras medidas preventivas contra el COVID-19.

La Municipalidad de Lima promoverá que otros centros de abastos del Cercado de Lima adopten dichas medidas, a fin de garantizar espacios saludables en la ciudad para todos los vecinos.