El equipo NRBQ (nuclear, radiológica, biológica y química) de la UDEX se encargó de los traslados de personas contagiadas de COVID-19. (Foto: César Bueno / @photo.gec)
El equipo NRBQ (nuclear, radiológica, biológica y química) de la UDEX se encargó de los traslados de personas contagiadas de COVID-19. (Foto: César Bueno / @photo.gec)
Juan Lara Vásquez

Desde inicios de la década de los 80, el Perú comenzó a sufrir los ataques de grupos terroristas que buscaban derrocar el poder. Una de las prácticas más comunes era detonar artefactos explosivos para sembrar el miedo en el Gobierno y, sobretodo, en la población. Fue en ese momento, hace 39 años, que para defender la seguridad nacional se creó la Unidad de Desactivación de Explosivos () de la (PNP), que durante la pandemia del también ha tenido actividad.

En esa época, los agentes atendían entre 15 a 20 intervenciones diarias, cada una de ellas más crítica que la anterior y sin saber si volverían a casa”, recuerda el comandante Ricardo Timoteo, jefe de la UDEX, quien inició como agente en el equipo entre los años 1990 y 1996.

En total, la unidad llegó a atender más de 12 mil emergencias a nivel nacional, neutralizando el 95% de los artefactos.

—En la pandemia—

Si bien la UDEX es conocida por sus intervenciones para evitar detonaciones de explosivos, su labor va más allá. Durante la pandemia del , los agentes del equipo NRBQ (nuclear, radiológico, biológico y químico) participaron en la labor de traslado de personas contagiadas.

Cuando comenzó la pandemia, todas las personas, incluido el personal médico y policial, tenían miedo de acercarse a cualquier infectado con coronavirus. Nosotros íbamos para atender estas emergencias cuando aun no se sabía mucho de la enfermedad”, explica Timoteo.

Dos agentes del equipo NRBQ de la UDEX atienden a la ciudadana canadiense Jennifer Debattista en Miraflores. (Foto: El Comercio)
Dos agentes del equipo NRBQ de la UDEX atienden a la ciudadana canadiense Jennifer Debattista en Miraflores. (Foto: El Comercio)

En marzo de este año, vecinos de Miraflores llamaron asustados a la Policía Nacional ante la presencia de una persona, en situación de indigencia y aparentemente contagiada por el coronavirus, en el parque Arauco, frente al centro comercial Larcomar.

Dos agentes del equipo NRBQ, expertos en enfrentar amenazas químicas y biológicas, fueron los encargados de ayudar a la ciudadana canadiense. Esta fue la primera acción de la unidad desde que se creó en el 2010.

“A veces nos cerraban las puertas porque no sabías cómo actuar, pero nosotros seguimos con nuestra labor. Hemos tenidos días con decenas de intervenciones a lo largo de la crisis sanitaria”, señala Timoteo.

No obstante, los casos de desactivación de explosión continuaron estos meses. El comandante asegura que al mes reciben unas 30 emergencias de este tipo.

En este año han disminuido las incidencias, pero seguimos asistiendo a los otros equipos policiales cuando detienen a bandas criminales con armamentos bélico, como granadas, por ejemplo”, señala el jefe de la UDEX.

Hace un mes, los agentes de esta unidad neutralizaron un paquete que fue abandonado por varias horas a la altura de la cuadra 3 de la avenida Aramburú, cerca al cruce con la Vía Expresa, en San Isidro.

¿Y los agentes UDEX no temen perder la vida en ejercicio de su labor? “Como seres humanos tenemos miedo, pero renunciamos a ello y usamos nuestro conocimiento para actuar sin temor”, explica el jefe de la UDEX.

Los agentes de la unidad saben que no pueden dudar en su labor, por algo su lema es: “El primer error es el último”.

—Reconocimiento—

Esta noche se estrenará el documental “Con el alma en vilo”, del cineasta Luis Enrique Cam, que rinde homenaje a la labor de los agentes de la UDEX. Será transmitido a través de Movistar Play.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN LIMA