Módulos Temas Día

Más en Sucesos

Crónica de un terremoto de magnitud 8 con pronósticos reales en Lima

Este es un reportaje que no queremos publicar, basado en pronósticos de Indeci. Hoy El Comercio inicia su campaña de prevención Riesgo País

edificio

Este edificio, ubicado en la avenida Abancay, tiene siete pisos y un ancho de apenas 1,20 metros. La Municipalidad de Lima ya solicitó su demolición. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / El Comercio)

Este edificio, ubicado en la avenida Abancay, tiene siete pisos y un ancho de apenas 1,20 metros. La Municipalidad de Lima ya solicitó su demolición. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / El Comercio)

El Comercio

El silencio sísmico acumulado durante 271 años frente a la costa de Lima se transformó en un grito de desconcierto, dolor y muerte que se oyó en toda la capital. Un sismo de gran magnitud sacudió la ciudad ayer en la madrugada, dejando pánico y desolación en miles de habitantes.

La tierra tembló cerca de las 5:00 a.m. Una fuerte sacudida de más de dos minutos dejó réplicas que se mantuvieron durante las horas siguientes. Según el Instituto Geofísico del Perú (IGP), el terremoto fue registrado a 33 kilómetros de profundidad frente a Lima con magnitud 8, y a 15 kilómetros de la costa. Se estima que el 80% de la población capitalina estaba en sus viviendas.

El drama recién comienza. Al cierre de esta edición, de los 43 distritos de la capital y los 7 de la provincia del Callao, solo la mitad de municipios había emitido sus primeros informes de víctimas y pérdidas materiales, debido a las afectaciones en la fibra óptica y la caída de las redes telefónicas.

Según esos reportes, al menos 15.000 personas habrían perdido la vida, aunque la cifra podría triplicarse con el paso de los días tras la remoción de escombros. Las autoridades en materia sísmica advertían desde el 2009 que un sismo como el de ayer dejaría al menos 51.000 muertos.

Riesgo País

(Infografía: El Comercio)

Así es como acabaría el ultradelgado edificio de la avenida Abancay. (Infografía: El Comercio)

(Infografía: El Comercio)

—De punta a punta—
El panorama de la ciudad es de pánico y desesperación. En el Callao hay al menos 5 mil muertos y Comas supera los 6 mil en las primeras 20 horas del terremoto. La cantidad de viviendas destruidas es de 200.000, tal como lo habían pronosticado el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y el Centro de Estudios y Prevención de Desastres (Predes) para un terremoto de esta misma magnitud.

Al menos 340 mil casas, es decir cerca del 20% de viviendas de toda la capital, estarían inhabitables, lo que obligó a miles de limeños a pernoctar en la vía pública. Se informó que todos los distritos activaron sus planes de emergencia, que incluían la apertura de zonas contempladas como refugio, como estadios, losas deportivas y colegios. No obstante, muchas de ellas sobrepasaron su capacidad, quedaron destruidas o gravemente dañadas por estar en zonas vulnerables de la periferia.

Los edificios monumentales de los hospitales Arzobispo Loayza y Dos de Mayo colapsaron, debido a la antigüedad de sus estructuras, una realidad que ya había sido advertida en los años anteriores. La atención de los heridos se realiza en la vía pública por el colapso de los centros médicos. San Juan de Lurigancho, San Martín de Porres, Villa El Salvador, San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Callao tendrían cada uno al menos 10.000 personas heridas.

Debido a suelos constituidos por depósitos de arenas de gran espesor y sueltas, depósitos marinos, suelos pantanosos y, en algunos casos, rellenos sanitarios, los distritos con mayor nivel de afectación son: Ventanilla, Puente Piedra, Carabayllo, Los Olivos, Callao, Cercado, Rímac, El Agustino, San Juan de Lurigancho, Santa Anita, La Molina, Barranco, Chorrillos, San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Lurín.

La Costa Verde registró daños en 30 metros de acantilado y caída de piedras que impidieron el paso de los autos.

Las autoridades aeroportuarias informaron el cierre total de terminales aéreas de Lima por el colapso de pistas de aterrizaje. Ayer se activó el plan de emergencia aérea, que contempla la apertura del aeropuerto Capitán FAP Renán Elías Olivera de Pisco como acceso para los vuelos internacionales con ayuda humanitaria, que luego llegarían por tierra a la capital (o lo que quede de ella). 

_________________
*La situación ficticia descrita en los párrafos anteriores está basada en pronósticos del Indeci.

LEE TAMBIÉN...

Tags Relacionados:

riesgo país

Sismo

Sismos

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías