Módulos Temas Día

Desalojo en Fiori: cocheras son usadas como terminales de buses

En los alrededores del antiguo terminal Fiori, demolido luego de 27 años de operación, los choferes de buses se las arreglan como pueden para embarcar y desembarcar a sus pasajeros

En los alrededores del antiguo terminal Fiori, demolido luego de 27 años de operación, los choferes de buses se las arreglan como pueden para embarcar y desembarcar a sus pasajeros.

Hoy por la mañana, los ‘jaladores’ de la empresa La Perla del Alto Mayo anunciaban la salida de sus buses hacia Chiclayo desde una parcela de tierra, regularmente usada como playa de estacionamiento, en la cuadra 5 de la avenida Miguel Ángel. Por la tarde, buses de otras dos empresas tomaron la pista de la cuadra 16 de la avenida Marco Polo para intentar llenar sus asientos. En tanto, las veredas eran improvisadas salas de espera y la venta de pasajes se hacía de pie y sin mayor control.

Durante el resto de la tarde, otras pampas y terrenos baldíos de esta zona de San Martín de Porres se convertían en estaciones al paso, donde se recogían pasajeros con el motor encendido. Quienes llegaban a esta zona buscando a sus familiares que venían de viaje desde el interior del país estaban desconcertados. “No sé a donde van a dejar a mi familia, que viene desde Cajamarca y llega en unos minutos”, decía una mujer.

Control a medias
Cerca de 50 agentes de la Policía Nacional del Perú (PNP) llegaron por la mañana a la zona donde operaba el terminal terrestre Fiori con el objetivo de impedir que los transportistas que hacía uso informal de ese espacio retornen.

Sin embargo, desde las 2:30 p.m. todos los policías se habían retirado de la zona, y solo quedaba un pequeño grupo de trabajadores de la Municipalidad de San Martín de Porres, como pudo constatar El Comercio.

El municipio distrital informó que reforzará el control y que estará ejecutando el descerraje y clausura de todos los locales donde informalmente se ofrece el servicio de transporte. Hoy se clausuraron tres terrenos.

Cambios
A la altura del kilómetro 13,5 de la Panamericana Norte, en el terreno de 6 mil m2 donde hasta hace tres días 69 empresas operaban bajo calaminas apoyadas en fierros, ahora solo hay escombros y desmonte. Las autoridades aseguran que pronto habrá una alameda con espacios públicos y áreas verdes recuperadas.

Pese a que en la zona hay varios terminales formales, este Diario comprobó que muchos pasajeros preferían abordar buses en estos paraderos no autorizados debido al bajo costo del servicio y porque el trámite de compra y control de seguridad es mínimo.

Lee también:

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada