(El Comercio)
(El Comercio)

La ministra de la Mujer, Ana María Mendieta, lamentó esta tarde el fallecimiento de la joven Eyvi Ágreda y dijo que el responsable de su muerte, quien cumple prisión preventiva, ahora debe ser procesado por el delito de feminicidio.

"Con la muerte de la joven, el caso pasó de ser tentativa de feminicidio a feminicidio, delito que se castiga con 35 años de prisión", dijo Mendieta al referirse al agresor confeso Carlos Javier Hualpa Vacas.

Sostuvo que el MIMP brindó desde el inicio apoyo emocional a los familiares y dijo que lo mismo se hace con todo lo relacionado al proceso judicial, a fin de que el sujeto sea sancionado con la máxima pena.

"Quiero solidarizarme con el dolor que siente la familia de Eyvi Ágreda en este momento, porque es el dolor que sentimos todas las mujeres y la población", añadió la titular del MIMP.

La ministra exigió no solo en este sino en todos los casos de feminicidio una sanción ejemplar, que permita que más mujeres denuncien estos hechos y que los agresores sepan que sus actos no quedarán impunes.

TAGS RELACIONADOS