La familia del comandante tendrá que esperar 72 horas para saber si su cuerpo será incinerado. (Foto: Alonso Chero)
La familia del comandante tendrá que esperar 72 horas para saber si su cuerpo será incinerado. (Foto: Alonso Chero)
Lourdes Fernández Calvo

Desiré Bolaños, hija del comandante Moisés Bolaños Maldonado, perito grafotécnico de la Dirección Contra la Corrupción de la PNP (Dircocor), aún no sabe (ni entiende) de qué murió su papá. Lleva varias horas esperando junto a su mamá en el hospital Central de la PNP, en la Av. Brasil, a que los doctores respondan sus preguntas y les aclaren las dudas.

Desiré, de 24 años, recién egresada en Derecho, trata de estar tranquila para contar el camino que siguió su papá desde su casa en San Martín de Porres hasta la sala de emergencias del hospital. “Yo dejé a mi papá vivo, quejándose de dolor, pero vivo; ahora nos dicen que se murió en la madrugada y ni nos avisaron”, dice.

El comandante Moisés Bolaños trabajaba en la Dircocor. (Foto: Familia Bolaños)
El comandante Moisés Bolaños trabajaba en la Dircocor. (Foto: Familia Bolaños)

Según cuenta, el comandante Bolaños era un paciente renal crónico y, pese a que estaba cumpliendo el aislamiento establecido para evitar contagiarse del coronavirus; tenía que acudir a una clínica los lunes, miércoles y viernes a recibir diálisis. Para su tranquilidad, se realizó la prueba rápida de descarte del y el resultado se lo entregaron ayer, horas antes de su muerte.

“Le salió negativo, pero por la tarde empezó a sentirse mal. No podía respirar, le faltaba el aire y estaba afiebrado. Así que llamamos a todos los teléfonos de emergencia porque veíamos que empeoraba. Nadie nos quiso derivar con un ambulancia. Los únicos que nos atendieron fueron los del 105, los policías. Así que como ayer domingo tampoco habían taxis, los policías nos mandaron un patrullero. Y así lo hemos llevado a mi papá que no dejaba de quejarse del dolor. Incluso, una llanta del patrullero se pinchó y mi papá tuvo que caminar como tres cuadras hasta el hospital así”, cuenta Desiré acongojada.

Teresa Bautista, esposa del comandante Bolaños, cuenta que cuando llegaron al área de emergencias pidieron que le dieran oxigeno porque él decía que debido al dolor no podía respirar. Sin embargo, los doctores le dijeron que esperara para que le dieran medicamentos.

En medio de su desesperación e indignación, la señora Bautista grabó un video tratando de explicar lo que pasó y pidiendo ayuda a las autoridades.

Comandante

La familia del comandante Bolaños asegura que el oficial estuvo en espera por más de cuatro horas en el área de emergencias para que le inyectaran los medicamentos para el dolor. “Nosotros llegamos a las 3 y recién a las 7 de la noche lo llevaron a observación para que le baje el dolor. Les dijimos que hoy le tocaba su diálisis a las 5 de la mañana, pero nos dijeron que tenían que esperar que hicieran efecto los medicamentos. Nos pidieron que nos fuéramos y que hoy lo transferirían para que recibiera su diálisis”, cuenta Desiré.

Por ello, hoy muy temprano la esposa del comandante fue a la clínica en donde le realizaban la diálisis esperando encontrarlo, pero no fue así. Luego, volvió al Hospital Central de la PNP y ahí le informaron que su esposo había muerto a las 4 de la mañana.

La familia dice que solo les informaron que el comandante murió de un paro cardiaco, sin embargo, no les dieron más detalles. Pidieron que le hicieran la prueba molecular de descarte del COVID-19, pero les dijeron que no tenían esas pruebas en ese hospital. Recién por la tarde, los médicos les informaron que le realizarían la prueba y que los resultados tardarían 72 horas. “Mientras tanto, el cuerpo de mi papá se queda ahí en el hospital. nosotros ni lo hemos visto. No sabemos si lo van a incinerar, solo nos han dicho que esperemos”, relata Desiré.

La Asociación de Policías Peruanos Unidos por el Cambio (ASPPUC) le ha brindado asesoría legal a la familia para poder realizar los trámites que corresponden y buscar ayuda en entidades como la Defensoría del Pueblo.

-PNP responde-

Ante nuestro pedido, el Crnl PNP. Carlos López Aedo, director de Comunicación e Imagen de la PNP, lamentó el fallecimiento del comandante, pero negó que se haya cometido alguna negligencia o irregularidad en su atención médica.

“Primero, hay que entender que el sistema de salud a nivel mundial está colapsado. Ayer el comandante ingresó al hospital con dolor abdominal y deshidratación y, como han dicho los médicos, esos no son síntomas ni patologías del COVID-19, por eso no se le atendió como paciente infectado”, precisó.

El coronel asegura que aún no hay una causa definida de la muerte del comandante, pero que en las próximas 72 horas se sabrá si resultó positivo para el coronavirus.

“Nosotros entendemos el dolor de la familia, es nuestro compañero también, pero hay que entender que estamos en una situación de emergencia en donde los hospitales han colapsado. Él fue atendido así porque no presentaba síntomas del COVID-19”, concluyó.

¿Cómo se contagia el coronavirus?

La covid-19 se contagia por el contacto de una persona sana con otra que esté infectada. Esta enfermedad se propaga de persona a persona mediante las gotículas procedentes de la nariz o boca cuando el que se encuentra enfermo tose o exhala.

En muchos casos, estas gotículas caen sobre objetos o superficies, que después tocan otros individuos y se llevan a la nariz, ojos o boca cuando pasan sus manos por la cara.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

VIDEO RECOMENDADO

Martín Vizcarra habla sobre la recuperación del párroco de Villa María del Triunfo