Módulos Temas Día

Los fantasmas de Las Malvinas: a un año del incendio los comerciantes buscan volver

Comerciantes del primer piso del edificio siniestrado intentan retomar sus puestos. En tres semanas se sabrá si es posible la restauración. La sentencia al acusado de trata se conocería en julio.

Hoy se cumple un año del incendio que causó la muerte de dos personas en la galería Nicolini y el olor a quemado todavía persiste. Del edificio situado en Las Malvinas queda un armazón de cemento sin puertas ni ventanas, con las paredes ennegrecidas por el humo.

No obstante, los comerciantes que lo perdieron todo por el fuego buscan regresar a esta edificación fantasmal. Hugo Sulca Prado, presidente del centro comercial Nicolini –cuya propiedad es de solo el primer piso–, informó que han contratado a especialistas para evaluar las estructuras luego de que así lo recomendara un informe del Colegio de Ingenieros del Perú y de la Universidad Nacional de Ingeniería.

De acuerdo con el ingeniero Óscar Anicama, representante de la empresa Anma Contratistas Generales, contratada por los comerciantes para tal fin, se trata de un estudio de factibilidad que determinará si los materiales de la primera planta son útiles y pueden ser reforzados o tienen que ser demolidos. Los resultados saldrán en tres semanas. “Vamos a acatar lo que salga en el informe. Creemos en un 95% que será un resultado positivo”, dijo Sulca a El Comercio.

Por ahora, el edificio se mantiene en estado inhabitable, precisó Mario Casaretto, gerente de Defensa Civil de la Municipalidad de Lima. La comuna también espera los resultados del estudio para tomar una decisión definitiva.

Respecto a los pisos superiores, Sulca aclara que los responsables de dichas plantas (a partir del segundo piso es la empresa JPEG SAC) deben terminar de retirar los escombros e iniciar estudios similares.

—Otros riesgos—
En un recorrido por las avenidas Guillermo Dansey, Argentina y los jirones Ascope y Huarochirí, que circundan Nicolini, se comprobó que, si bien la mayoría de tiendas presenta extintores y los pasadizos no están bloqueados, la disposición de la mercadería de ferretería y limpieza no es la adecuada. Por ejemplo, en la galería La Bellota varios puestos almacenan tubos en los techos sin ninguna protección.

Otro punto de riesgo es el deficiente cableado que podría causar cortocircuitos. Casaretto señaló que han cursado cartas a Osiptel y Osinergmin para encontrar una solución. “El problema de marañas de cables está en todo el Centro de Lima”, lamentó.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada