El Ministerio Público intervino el chifa Asia, en , cuestionado por supuestamente vender carne de perros a sus comensales poniendo en peligro la salud.

El caso se encuentra en manos de la fiscal Marlene Aguilar, de la 13 Fiscalia Provincial Penal de Lima Norte, quien realizó la inspección en el local.

El caso se hizo público luego que un grupo de vecinos encontró carne que sería de canes muertos al interior de una camioneta estacionada en el frontis de dicho restaurante. Durante la intervención del Serenazgo y de Fiscalización pudieron rescatar viva a una mascota.

Liu Xinhuan, dueño del cuestionado chifa, dijo ser víctima de xenofobia y racismo debido a las acusaciones. Comentó que la carne no es de perro y que fue comprada a una comerciante de Canta, en el norte de Lima.

Por lo pronto, la municipalidad de Independencia decidió clausurar el local, ubicado en la calle Uno, en la zona industrial del distrito.

LEE TAMBIÉN...