La decisión adoptada por el fiscal Dante Pimentel Cruzado permitirá la realización de diversas diligencias, a fin de recabar elementos de convicción del presunto delito en perjuicio de Ada Gabriela Arredondo Francia y Christian Estremadoyro Arredondo. (RPP Televisión)
La decisión adoptada por el fiscal Dante Pimentel Cruzado permitirá la realización de diversas diligencias, a fin de recabar elementos de convicción del presunto delito en perjuicio de Ada Gabriela Arredondo Francia y Christian Estremadoyro Arredondo. (RPP Televisión)
Redacción EC

La Segunda Fiscalía Provincial Penal de Condevilla abrió investigación preliminar por 30 días sobre el caso de una presunta negligencia médica ocurrida en el hospital Cayetano Heredia, ubicado en San Martín de Porres.

La decisión adoptada por el fiscal Dante Pimentel Cruzado permitirá la realización de diversas diligencias, a fin de recabar elementos de convicción del presunto delito en perjuicio de Ada Gabriela Arredondo Francia y Christian Estremadoyro Arredondo.

El Ministerio Público detalló que, de acuerdo a los primeros indicios, el hecho ocurrió durante un procedimiento quirúrgico de trasplante de riñón que no se realizó, debido a supuestas complicaciones que habrían dañado el órgano donado por Arredondo Francia a favor de su hijo.

Además, remarcó que, apenas conocido el caso, ordenó la inmovilización y foliación de las historias clínicas de ambos pacientes. Asimismo, se identificó a los médicos cirujanos que participaron en la operación y se obtuvo los protocolos para trasplante de órganos utilizados por el centro de salud.

“Toda esta información será debidamente analizada por peritos especializados, como parte del proceso de investigación que abarca, entre otras diligencias, la toma de declaraciones de las personas involucradas”, indicó el Ministerio Público.

Los familiares de Christian Estremadoyro Arredondo (38), quien sufre una enfermedad renal crónica en estadio 5, denunciaron que existió una presunta negligencia médica, ya que, según dijeron, los exámenes previos determinaron que el riñón de la donante estaba en óptimas condiciones.

Por su parte, el hospital Cayetano Heredia señaló que “según el equipo médico especializado en trasplantes renales, se cumplió con los protocolos de atención, pero durante la cirugía realizada al donante para extraer el órgano se produjeron complicaciones quirúrgicas (sangrado no controlado), por lo que tuvo que suspenderse el trasplante renal en el receptor”.