Jackelin Rosales Ramírez trabajaba desde hace tres años en la Municipalidad de El Agustino como fiscalizadora de tránsito de la ATU. La joven de 25 años señala ese era su principal ingreso para mantener a su hijo de tres años, madre y abuela. Ella espera recuperarse para volver a laborar (Foto: Hugo Pérez)
Jackelin Rosales Ramírez trabajaba desde hace tres años en la Municipalidad de El Agustino como fiscalizadora de tránsito de la ATU. La joven de 25 años señala ese era su principal ingreso para mantener a su hijo de tres años, madre y abuela. Ella espera recuperarse para volver a laborar (Foto: Hugo Pérez)
Yasmin Rosas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El 9 de enero, Jackelin Rosales Ramírez fue atropellada por Alberto José Bermúdez González, un ciudadano extranjero que manejaba sin licencia de conducir una combi informal en la Vía de Evitamiento, en el distrito de . Producto del impacto, la fiscalizadora de la (ATU) permaneció poco más de 15 días internada en una clínica local.

La joven de 25 años ha regresado a casa con la parte derecha del cuerpo inmovilizada. Tiene una lesión de ligamento en la rodilla, un pie fracturado, el tabique desviado, un brazo con hematomas y heridas en el codo y muñeca. Además, la visión de su ojo derecho también se ha visto comprometida debido al golpe que recibió en la cabeza.

San Luis: sujetos agreden a fiscalizadores que remolcaban vehículo mal estacionado en la Av. Canadá

“Mis metas, sueños y anhelos se han quedado paralizados. Este año tenía muchos planes para mi hijo y para mí, y todo se vino abajo por la irresponsabilidad de alguien. Yo no me puedo mover, necesito ser asistida para asearme e ir a los servicios higiénicos. Tampoco puedo atender a mi hijo ni a mi madre o abuela, que son personas vulnerables. Me he convertido en una carga”, dice la joven, quien era el sustento de su familia.

Jackelin Rosales Ramírez fue atropellada el 9 de enero en la Vía de Evitamiento mientras realizaba su labor como fiscalizadora ATU. La joven de 25 años aún no puede caminar y no sabe si quedará con secuelas. El conductor fue liberado y se desconoce su paradero. (Foto: Hugo Pérez)
Jackelin Rosales Ramírez fue atropellada el 9 de enero en la Vía de Evitamiento mientras realizaba su labor como fiscalizadora ATU. La joven de 25 años aún no puede caminar y no sabe si quedará con secuelas. El conductor fue liberado y se desconoce su paradero. (Foto: Hugo Pérez)

Piden justicia

A la visible frustración de Jackelin también se le suma la impotencia de ver al responsable de lo ocurrido en las calles. Y es que José Bermúdez González fue liberado después de que el Ministerio Público no presentara a tiempo el requerimiento de prisión preventiva. En ese momento, el fiscal provincial Fredy Sueldo Quiñones de la segunda Fiscalía Penal Corporativa de El Agustino señaló que la decisión se tomó debido a incidencias ocurridas durante el proceso legal.

La última vez que se supo de Bermúdez González fue el 13 de enero durante la audiencia virtual con el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de El Agustino. Aquel día, el sujeto se comprometió a entregarse a las autoridades para cumplir con los siete meses de prisión preventiva que se dictaron en su contra.

José Bermúdez Gonzáles, es el conductor de la combi de placa C1Q-372 que atropelló a Jackelin Rosales en la Vía de Evitamiento. El sujeto no contaba con licencia de conducir y el vehículo no tenía SOAT. (Foto: Andina)
José Bermúdez Gonzáles, es el conductor de la combi de placa C1Q-372 que atropelló a Jackelin Rosales en la Vía de Evitamiento. El sujeto no contaba con licencia de conducir y el vehículo no tenía SOAT. (Foto: Andina)

De acuerdo con la familia Rosales Ramírez, la dirección consignada por el sujeto no existe y hasta el momento, las autoridades desconocen su paradero. En cambio, la agraviada ha tenido que pedir garantías para ella, su hijo, madre y abuela debido a las amenazas que recibieron luego del accidente.

Para tener justicia necesito estar muerta o en estado vegetativo. Necesito llegar a eso para que las autoridades me den justicia inmediatamente, de lo contrario todo se queda impune, nadie hace nada y todos se pelotean la responsabilidad. A mi me parte el corazón tener que exponer a mi hijo y a mi madre a esta situación que es muy frustrante y dolorosa”, dice Jackelin.

Espera de resultados

El próximo chequeo de Rosales Ramírez está programado para la primera semana de febrero y aunque los médicos le han dado un pronóstico favorable, ya que por su edad la recuperación puede ser más fácil, la joven no ve el panorama con optimismo. “Lo que más me preocupa es la visión, es una parte muy delicada. Poco antes de salir de alta me hicieron un drenaje porque no bajaba la inflamación, también me pusieron un parche en la cabeza para que haga presión y controle la hinchazón, pero no funciona, se me está cerrando el ojo derecho”, explica.

Lo que más preocupa a la familia Rosales Ramírez es la visión de Jackelin. Ella aún no puede ver con claridad con el ojo derecho debido a la hinchazón de la parte derecha de su cabeza producto del impacto. (Foto: Hugo Pérez)
Lo que más preocupa a la familia Rosales Ramírez es la visión de Jackelin. Ella aún no puede ver con claridad con el ojo derecho debido a la hinchazón de la parte derecha de su cabeza producto del impacto. (Foto: Hugo Pérez)

Por ahora, su recuperación está siendo cubierta por la Municipalidad de El Agustino y la clínica le está brindando algunos medicamentos para controlar el dolor y la hinchazón. Luego del chequeo se va a definir cuántos días más de licencia necesitará para recuperarse y poder volver al trabajo.

“Todos los días salía con miedo. Es una labor complicada y siempre te expones a los insultos y a las malas acciones de los conductores. Hay gente muy mala que hasta incluso nos ha querido secuestrar cuando los estábamos llevando depósito y en el forcejeo hasta me han hecho tocamientos indebidos, pero este es mi trabajo y yo tengo que cumplirlo para poder sostener a mi familia”, dice la joven.

Además de que se encuentre al responsable, la familia necesita el apoyo de oftalmólogos y otorrinolaringólogos que puedan ayudar a Jackelin. Para cualquier ayuda económica, se ha puesto a disposición la cuenta N°183-0093231 en el banco Scotiabank con el código interbancario (CCI) 009-183-201830093231-56.

TE PUEDE INTERESAR