Giacomo Boccoleri había desaparecido el 1 de enero tras caer al río Cañete (Foto: cortesía)
Giacomo Boccoleri había desaparecido el 1 de enero tras caer al río Cañete (Foto: cortesía)
Redacción EC

La informó este lunes que los buzos de su institución encontraron el cuerpo del joven (22)en un islote cerca del anexo de Huaynilla, en el distrito de Carania, provincia de Yauyos (Lima). El sitio se ubica a una hora y media del lugar donde cayó al el pasado 1 de enero.

A través de su cuenta de Twitter, precisaron que su personal llegó a la zona para realizar las maniobras correspondientes, a fin de recuperar el cadáver que se encontraba “entre las rocas”. Las labores de rescate, que requirieron del apoyo de rescatistas de Alta Montaña de la Policía Nacional, se iniciaron antes de las 3:00 p.m. y duraron aproximadamente una hora y media.

El hallazgo se dio luego de 12 días de una intensa búsqueda en Yauyos, en la cual también participaron miembros del Cuerpo General de Bomberos, la Fuerza Aérea del Perú, rescatistas especializados provenientes de Huaraz y Arequipa, camaroneros locales, y familiares y amigos de Boccoleri.

Según testigos del accidente, Boccoleri cayó al río cuando practicaba pesca deportiva en compañía de un amigo. El viernes último, la policía encontró la polera y una zapatilla que el joven llevaba puestas en el momento del incidente, las cuales fueron reconocidas por sus familiares.

El rescate del cuerpo

A la altura del kilómetro 142 de la vía que une Cañete y Huancaya, dos moradores de la zona avistaron el cuerpo en un islote del río, que se ubicaba a 200 metros del punto de avistamiento, por lo que alertaron a los familiares que se encontraban con el personal de la Marina cerca del lugar en plena jornada de búsqueda.

Fuentes de la Marina de Guerra que participaron en las operaciones de búsqueda dijeron a El Comercio que, tras ser notificados por los moradores, los buzos bajaron hasta el islote, encontraron el cuerpo, y posteriormente llamaron a los rescatistas del personal de Alta Montaña de la PNP para recuperarlo.

Esto, debido a que la zona era de difícil acceso por cuestiones geográficas, donde la única forma de sacar el cadáver era con el uso de cuerdas y herramientas especiales. En estas labores también asistieron miembros del Escuadrón de Emergencia de la PNP, la Asociación de Guías de Montaña de Huaraz, y el Ejército Peruano. Al sitio también llegaron representantes del Ministerio Público y la comisaría de Yauyos.

Una vez que recuperaron el cuerpo, lo que tardó cerca de una hora y media, se procedió a la identificación del cadáver con la fiscalía.

El capitán PNP Yober Morales, agente de la Policía de Alta Montaña y jefe del escuadrón a cargo del rescate, señaló inicialmente a este Diario que en el lugar estaban dos familiares, pero que ellos no pudieron identificarlo debido al estado del cuerpo. Este fue trasladado anoche a la morgue de Cañete en una camioneta del Ministerio Público, a fin de que se le realice la necropsia de ley.

—Identificación—

Al cierre de la edición, las fuentes de la explicaron a El Comercio que los familiares de Boccoleri habían identificado plenamente al cadáver ni bien fue recuperado del río. Indicaron que ellos igual esperarían las diligencias y procedimientos que exige la ley.

Asimismo, informaron que –debido a la confirmación de la identidad del joven– oficialmente se dieron por concluidas las labores de búsqueda en la provincia de Yauyos, razón por la cual replegaron a su personal desde ayer. Durante las jornadas previas, se había intensificado la búsqueda en siete puntos críticos del río Cañete, e incluso se consideró la posibilidad de ingresar a la represa de la Central Hidroeléctrica El Platanal.