Módulos Temas Día

Más en Sucesos

Jubilado denuncia que ONP anuló su pensión por documentos que “no parecen antiguos”

Manuel Amaya tampoco puede atenderse en Essalud. ONP asegura que suspendió la pensión también por incongruencia en firmas

ONP suspende pensión y seguro a jubilado

Jubilado no recibe su pensión pese a que aportó a la ONP por 21 años. (El Comercio)

El Comercio

Una polémica decisión de la Oficina Nacional de Pensiones (ONP) ha generado la indignación de una familia. En mayo de 2012, el ciudadano jubilado Manuel Antonio Amaya Ventura recibió un comunicado en el que le indicaban que su pensión estaba siendo suspendida porque en los libros contables de la empresa donde laboró durante 21 años “no se encontraban las pigmentaciones que deben presentar los documentos antiguos”.

“Argumentaron que eran falsos y que entonces no procedía la cantidad de años que declaró como aportante al Seguro Social”, dice Manuel Amaya, uno de sus hijos.

“Solo porque no parecen documentos antiguos, mis padres ya no pueden atenderse en Essalud, ni mi padre recibe su pensión de jubilado, que era de S/.415.00. Por su edad –a punto de cumplir 75 mi padre y 73 cumplidos mi madre– sufren los males propios de su edad, por lo que exigimos que inmediatamente le restituyan este beneficio. El año pasado mi madre se operó de la cadera, operación que debió ser asumida por Essalud por ser cónyuge pero no fue así por el proceso judicial en marcha. Esto tuvo un costo familiar que hasta la fecha todavía seguimos pagando”, añade a El Comercio.

Pese a que los temas legales debían ser discutidos directamente entre la ONP y Velitas Misionera (Gutiérrez Noriega S.A., nombre legal de la empresa en la laboró Amaya, a través de la cual aportó para su seguro social), la acusación de esta entidad del estado indica que el propio Amaya falsificó documentos.

ONP suspende pensión y seguro a jubilado

ONP dice que planillas de empresa donde laboró no aparentan antigüedad.

El Comercio

La sentencia en primera instancia salió a favor del jubilado y la sala ordenó que le restituyan su derecho. Sin embargo, la ONP apeló. “Días después, al final de todo el proceso (con todos los fallos a favor de Amaya), la sala pasó el expediente a la Fiscalía y esta la devolvió sugiriendo que se revoque el fallo a su favor y que gane la ONP”, dice el hijo de Amaya.

Mañana, martes 15, se definirá el futuro legal del denunciado, quien, según sus familiares, tendrá una desventaja frente a la ONP. Amaya no podrá dar sus alegatos oralmente debido a que la notificación no llegó (o no la vio) a tiempo a la abogada. “La ONP sí va a poder decir sus alegatos. Eso le crea una desventaja a mi padre. Estamos viendo la posibilidad de que se puedan presentar por escrito aunque sea. Si mi papá pierde, no solo no le devolverían lo no recibido desde que le quitaron su pensión, sino que seguiría sin poder atenderse en Essalud (tampoco mi madre). Y además no recibiría nunca más su pensión”, dice su hijo.

La familia Amaya asegura que acudió a la Defensoría del Pueblo, pero que esta respondió diciendo que solo pueden tratar de acelerar los procesos por un adulto mayor, ya que ellos como Defensoría no pueden intervenir en el Poder Judicial.

En los fundamentos de la decisión, la ONP dice que “los libros de planillas analizados no aparentan antigüedad de la data de apertura, al presentar los folios algunas manchas parduzcas, pero en general se encuentran en buen estado de conservación; no presentando los hongos y pigmentación característicos del envejecimiento natural (…) En consecuencia dichos documentos revisten la calidad de irregulares”.

RESPUESTA DE LA ONP

Fuentes de la ONP dijeron a El Comercio que la antigüedad de los documentos no es el único argumento que llevó a la entidad a suspender su pensión, sino también una incongruencia entre firmas de los titulares de la empresa donde laboró el jubilado.

“La pensión se suspendió luego de una pericia grafotécnica, a cargo de especialistas acreditados, que concluyó que la firmas atribuidas a las personas que figuran como empleadores no corresponden al puño de sus titulares en los documentos presentados para acceder a la pensión. Igualmente, el análisis biológico del papel empleado indica que este papel utilizado no corresponde a la antigüedad de la fecha que consignan los documentos”, detalló la fuente.

Ante ello, Amaya cree que las firmas de los titulares de la empresa donde trabajó no deberían ser tomados en cuenta para la suspensión de sus beneficios, y que tanto su certificado de trabajo como su certificado de aportes y remuneraciones son pruebas suficientes para poder recibir su derecho.

Lee también:


Tags Relacionados:

ONP

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada