Homenaje a los dos jóvenes fallecidos durante las protestas: Jack Pintado e Inti Sotelo. (Foto: El Comercio).
Homenaje a los dos jóvenes fallecidos durante las protestas: Jack Pintado e Inti Sotelo. (Foto: El Comercio).
Agencia EFE

Agencia de noticias

La oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ofreció a Perú seguir colaborando en la investigación de cualquier “indicio de transgresión” de estos derechos fundamentales, tras haber enviado una misión a Lima en el marco de la reciente crisis política y social en el país andino.

MIRA: Abogada de CNDDHH: Luis Fernando “ha sido secuestrado y torturado por la policía”

“Seguiremos colaborando con las autoridades peruanas para velar porque todo indicio de transgresión a los derechos humanos sea investigado plenamente”, afirmó el representante de la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en América del Sur, Jan Jarab, al término de esa misión.

El alto funcionario regional de la ONU también ofreció a Perú la colaboración de la organización “en términos estructurales para fortalecer las garantías de derechos en el país, con énfasis en la prevención”.

Jarab presidió la misión de la ONU que visitó Perú durante cinco días, enviada por la Alta Comisionada, Michelle Bachelet, con el objetivo de recopilar información “de primera mano sobre los impactos en los derechos fundamentales de la reciente crisis política” en el país.

REVISIÓN DE DERECHOS

La oficina de la ONU señaló, en un comunicado, que la misión llegó a Lima a invitación del Gobierno peruano “a la luz de los graves eventos ocurridos en el marco de recientes manifestaciones en el país”, que el pasado 14 de noviembre dejaron dos fallecidos y decenas de heridos por la represión policial.

La misión revisó temas como el derecho a la vida e integridad física y el uso de la fuerza policial, a partir de los reportes de uso indebido de armas menos letales y de agentes vestidos de civil en las protestas.

Además, las posibles afectaciones al derecho a la reunión pacífica, la libertad de expresión y las denuncias de agresiones contra periodistas por parte de las fuerzas de seguridad, así como las garantías al debido proceso y el derecho a defender los derechos humanos.

REUNIÓN CON EL PRESIDENTE

Jarab fue recibido por el presidente peruano, Francisco Sagasti, a quien agradeció por la cooperación del Ejecutivo para el desarrollo de la visita y su “compromiso” con la vigencia de los derechos humanos en el país.

“Saludamos las declaraciones del nuevo Presidente de la República, sus disculpas públicas a nombre del Estado ante la juventud y la nominación de un gabinete que incluye personas con amplia trayectoria en el área de derechos humanos,” declaró.

El pasado martes, al asumir el Gobierno transitorio de Perú, Sagasti pidió disculpas a los familiares de las víctimas de las manifestaciones contra el régimen de su antecesor, Manuel Merino, y aseguró que se sancionará a los responsables de las violaciones a los derechos humanos.

OBSERVACIÓN DIRECTA

Al referirse a su visita, Jarab detalló que tuvieron “la oportunidad de conocer más de la situación en Perú” mediante la “observación directa y del diálogo franco con sus protagonistas”.

La labor de los representantes de la ONU buscó documentar la información proporcionada por víctimas de violaciones a derechos humanos, personas defensoras de derechos humanos, entidades de la sociedad civil y periodistas, así como por autoridades estatales.

En ese sentido, se entrevistaron con heridos, detenidos o afectados durante las manifestaciones, así como con integrantes de sus familias, además de visitar hospitales y sitios de privación de la libertad.

VISITA A AUTORIDADES

Para cumplir con ese objetivo, la misión también se reunió con los ministros peruanos de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete; de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Vega, y del Interior, Rubén Vargas, así como con jefes de la Policía Nacional del Perú (PNP).

Además, con la presidenta del Congreso, Mirtha Vázquez; con la presidenta de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Legislativo, Leslye Lazo; con la fiscal general de Perú, Zoraida Ávalos, y con el Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez.

Esta misión de la Oficina para América del Sur de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, que tiene sede en Santiago, coincidió con la llegada al país de una misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Esa última misión se reunió el jueves pasado, en primer lugar, con el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Piero Corvetto, quien aseguró que las elecciones generales convocadas en Perú para el próximo 11 de abril se celebrarán “sí o sí”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR