Módulos Temas Día

Último censo nacional: así lució Lima en el 2007 [FOTOS]

El 21 de octubre de 2007 se realizó el último empadronamiento y El Comercio informó así. Calles lucieron desiertas y negocios cerrados durante 10 horas

El 21 de octubre de 2007 se realizó el último censo nacional y El Comercio informó así:


La inamovilidad dispuesta por las autoridades para facilitar el empadronamiento de los Censos Nacionales 2007: Undécimo de Población y Sexto de Vivienda cambió el rostro de Lima durante 10 horas.

El empadronamiento, que movilizó en todo el país a más de 590.000 funcionarios encargados de los censos, entre ellos más de 463.000 encuestadores, se inició sin contratiempos, según los primeros reportes del jefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Renán Quispe Llanos.

Empero, en las primeras horas fue necesario recurrir al personal de reserva para cubrir la falta de empadronadores en algunas zonas de Lima. Este personal fue distribuido desde el local del INEI, en la calle Ribeyros 142, en Jesús María, de donde partieron varios ómnibus hacia Pueblo Libre, Lince, Miraflores, San Isidro, San Borja, Jesús María, Comas y Huaycán.

El jefe del INEI, Renán Quispe, aseguró en conferencia de prensa que el personal de reserva fue enviado solo para cubrir algunos pequeños vacíos, originados por la ausencia de algún empadronador en determinados puntos de Lima.

"Se trata de circunstancias normales para un procedimiento de gran envergadura, como un censo. Solo en Lima se han movilizado 170.000 encuestadores", comentó, para reconocer luego el apoyo del personal de la PNP y de las Fuerzas Armadas por desempeñarse como eficientes empadronadores del INEI, especialmente en zonas con poca seguridad, como la denominada La Huerta Perdida.

Las grandes avenidas fueron abandonadas por los vehículos, pero tomadas por niños y jóvenes. La orden de inamovilidad sirvió para que estos pasaran la tarde jugando fulbito en zonas donde resultaba imposible imaginar este panorama, como en la avenida Abancay. En tanto, las pocas bodegas que se animaron a abrir sus puertas eran abarrotadas por madres de familia que pugnaban por un kilo de arroz o panes para el desayuno. Lo mismo ocurrió en San Borja, Pueblo Libre y el Rímac.

En Miraflores y San Isidro la orden de inamovilidad fue cumplida por la mayoría de familias, pero hubo algunos jóvenes que salieron a pasear y conversar a los parques cercanos. Durante diez horas, gran parte de Lima estuvo paralizada.

EN JICAMARCA
Los conflictos de demarcación política de límites impidieron el censo en la localidad de Jicamarca, donde la población asumió la clasificación del material del censo -que figuraba a nombre de San Juan de Lurigancho- como correspondiente a una demarcación política. "Hubo problemas de interpretación y por eso no se permitió el empadronamiento. Sin embargo, el censo se programará de todas maneras", dijo el jefe del INEI. De igual modo se hará en el distrito de Ponto, en Huari, Áncash, donde los pobladores no postergaron su tradicional fiesta patronal. El censo se realizará este miércoles.

"Ninguna ciudad se ha opuesto al censo; solo hay dificultades de demarcación territorial que obligan a reprogramar el censo en otras fechas hasta completarlo al 100%", dijo el ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, en la sede del INEI, luego de supervisar el censo en Pueblo Libre.

LIMA CUBIERTA AL 99%
Anoche en conferencia de prensa, el jefe del INEI sostuvo que la participación de los peruanos en el censo alcanzó el 99% en Lima y 100% en la gran mayoría de las zonas urbanas de las regiones del país. En las áreas rurales -dijo- el censo continuará durante unos 15 días más.

Consideró al censo muy audaz pero eficaz, debido a la cobertura que significó la inamovilidad de la población, y precisó que en los siguientes días se continuará recogiendo información en las viviendas que, por una u otra razón, no se pudieron censar.

EN 95% SE REDUJERON DELITOS Y FALTAS
Salvo las protestas de algunos empadronadores que amenazaron con quemar cédulas del censo si no les pagaban lo acordado, el mayoritario acatamiento de la orden de inamovilidad trajo como consecuencia una reducción de los delitos y faltas cometidas al 95% de lo habitual, según informó el jefe de la Séptima Región Policial, general Octavio Salazar.

Refirió que ello se debió al despliegue de 26 mil efectivos policiales en toda Lima y, principalmente, a que la gran mayoría de limeños estuvo dentro de sus casas. Hasta las 6:00 p.m. de ayer no se reportaron denuncias de falsos empadronadores, pero se intervino a 12 requisitoriados y se incautó 13 kilos y medio de clorhidrato de cocaína en Villa El Salvador.

El coronel Aldo Figueroa, jefe de la Central de Emergencia 105, indicó que las 59 cámaras de video ubicadas en diversos puntos de la capital y las llamadas que recibieron solo captaron avisos de gente que se quejaba de ebrios, algún hurto, riñas, pero no de emergencias.

Según dijo, el único caso de cuidado fue la captura de cuatro personas que intentaron arrebatarle las cédulas a una empadronadora en Huarochirí; mientras que en la avenida Los Alisos, en Los Olivos, unos sujetos intentaron agredir a los empadronadores.

En San Juan de Lurigancho, una mujer intentó suicidarse ingiriendo veneno, pero fue rápidamente trasladada al hospital Hipólito Unanue. El único accidente vehicular se suscitó en la cuadra 39 de la avenida Javier Prado, pero 35 minutos antes de que empezara el censo.

Nota publicada el 22 de octubre de 2007
Redactores: Andrea Castillo, Elizabeth Salazar y José Santillán.

Lee también...

Tags Relacionados:

censo

Censo nacional

Censo 2017

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías