Esta semana la municipalidad de Chorrillos alertó sobre la presencia de malaguas en Agua Dulce. En La Pampilla, Miraflores, también se vio a individuos de esta especie.
Esta semana la municipalidad de Chorrillos alertó sobre la presencia de malaguas en Agua Dulce. En La Pampilla, Miraflores, también se vio a individuos de esta especie.
Redacción EC

Esta semana se ha visto malaguas en algunas playas de la Costa Verde, como La Pampilla, en , y Agua Dulce, en . Tanto así que la comuna chorrillana ha publicado alertas para los bañistas. Esto no impidió que las playas tuvieran hoy gran concurrencia, especialmente las de Barranco.

Hoy, a las 8 a.m., un grupo de médicos de la Dirección General de Salud (Digesa) acudiría a Chorrillos para evaluar la calidad del agua.

Según los especialistas del (Imarpe), las malaguas, también conocidos como medusas, viven lejos de las orillas, en las zonas ricas en ictioplancton y zooplancton, su alimento. La presencia de malaguas cerca de la orilla puede tener varias explicaciones. La primera es que hayan sido arrastradas por fuertes vientos o cambios en los ciclos de mareas.

En las playas de Miraflores hubo más presencia de tablistas. Varios aseguraron que hoy no se toparon con ninguna medusa (Foto: Miguel Bellido/Grupo El Comercio)
En las playas de Miraflores hubo más presencia de tablistas. Varios aseguraron que hoy no se toparon con ninguna medusa (Foto: Miguel Bellido/Grupo El Comercio)

Del mismo modo los cambios de temperatura en el mar pueden provocar su desplazamiento. Los medusas son especies de aguas frías, que abundan entre Paracas y La Libertad.

Otra razón puede ser que, por causas naturales, estén por morir.


Su rol en el ecosistema marino

Las malaguas, explica Imarpe, son, en general, miembros importantes de los ecosistemas marinos de Sudamérica. Son alimento para las tortugas marinas, algunas aves y peces óseos, como la caballa, el jurel, el bonito, la cachema, el mero, y el atún.

Las peruanas presentan un patrón de coloración más oscuro con una alta variación en las tonalidades, que pueden ser blanquecinas, amarillentas, ocre, rojizas, púrpuras, marrones y marrones oscuros.

Qué hacer ante una picadura

El cuerpo de las malaguas está compuesto en un 95% de agua. Tiene tentáculos con aguijones a través de los cuales botan toxinas. Al contacto con la piel humana producen urticaria. La zona afectada suele presentar una mancha roja, picazón, ardor e incluso ampollas.

En caso de picaduras, Imarpe recomienda remojar la piel en agua caliente (43°C a 45 °C), manteniendo la piel afectada sumergida o en una ducha caliente durante 20 a 45 minutos. En ningún caso se debe aplicar vinagre a la zona afectada. “Lejos de aliviar los síntomas, puede agravarlos, debido a que esta sustancia activa las células urticantes y se produce una mayor picazón”, dice el instituto.

Esta semana la municipalidad de Chorrillos alertó sobre la presencia de malaguas en Agua Dulce. En La Pampilla, Miraflores, también se vio a individuos de esta especie. Varios veraneantes optaron por acudir a las playas de Barranco (Foto: Miguel Bellido/Grupo El Comercio)
Esta semana la municipalidad de Chorrillos alertó sobre la presencia de malaguas en Agua Dulce. En La Pampilla, Miraflores, también se vio a individuos de esta especie. Varios veraneantes optaron por acudir a las playas de Barranco (Foto: Miguel Bellido/Grupo El Comercio)


Lea también...