(Juan Ponce/El Comercio)

Médicos del Ministerio de Salud (Minsa) se congregaron en los hospitales San Bartolomé y Arzobispo Loayza, ambos ubicados en el Cercado de Lima, para dar inicio a la huelga nacional que se anunció desde hace varios días. Otros grupos se reunieron en algunos hospitales como Dos de Mayo (Cercado de Lima), María Auxiliadora (Villa María del Triunfo) y el Hospital del Niño (Breña)

Godofredo Talavera, presidente de la Federación Médica Peruana, señaló que las autoridades no han cumplido con las promesas que hicieron para mejorar el sistema de salud. “Hemos hablado con el gobierno cerca de once meses y hasta ahora no tenemos una respuesta concreta”, dijo.

Dentro de los reclamos los médicos resaltan que se debe mejorar la infraestructura, abastecimiento de medicamentos, insumos y equipos. Otros puntos se enfocan en el aumento de los sueldos y el incremento del presupuesto para el Sistema Integral de Salud.

Según el presidente de la Asociación Nacional de Médicos del Ministerio de Salud, Danilo Salazar, el déficit en el sistema perjudica a los pacientes. “Un paciente solo encuentra el 30% de las medicinas que se le piden. Los equipos también están obsoletos y en muchos casos no se pueden arreglar. Nosotros no podemos atender a los pacientes con este sistema deficiente” dijo.

Los voceros de la Federación Médica Peruana estimaron que en los próximos días todos los médicos de Lima y Callao acatarán esta huelga médica indefinida. Asimismo, resaltaron que la atención en Emergencias, la Unidad de Cuidados Intensivos, hospitalización y sala de partos seguirá con normalidad. Además, las cirugías programadas y la atención a pacientes con Dengue, Tuberculosis y VIH no se verán afectadas.

TAGS RELACIONADOS