Desde 1978 hasta 1998 el centro del Óvalo Gutiérrez estaba ocupado por la figura de un ala, en honor al piloto peruano Abelardo Quiñones, héroe máximo de la . Se trataba de un monumento de metal creado por el escultor Miguel Baca Rossi.

En 1998, mientras se estrenaba la película Titanic en el cine Alcázar, la obra fue retirada y reemplazada por la estatua del arcángel San Miguel. Esta se mantiene hasta hoy en el óvalo que comunica a con .

Las imágenes de esta galería forman parte del archivo fotográfico de este Diario.

Lea también...