La Municipalidad de Miraflores informó que el restaurante “La Emolientería”, ubicado en la avenida Diagonal 570, fue clausurado esta madrugada por infringir normas ediles de forma reiterada.

A través de un comunicado, la comuna detalló que el establecimiento tiene acumulado en los últimos tres años más de 36 quejas vecinales por cometer diversas infracciones municipales, alterando el orden y perjudicando la tranquilidad de los vecinos.

Por tal motivo, el municipio impuso a dicho establecimiento siete papeletas de infracción municipal en el 2016, tres en el 2017, dos en el 2018 y seis en el 2019, por diversas faltas incurridas.

Según la comuna de Miraflores, las infracciones más graves fueron incumplir las disposiciones de seguridad y protección emitidas por el Indeci y otros organismos competentes, atentando contra la vida y la salud; no encontrarse en óptimas condiciones de higiene y libres de insectos, roedores o cualquier otro agente que pudiera ocasionar enfermedades para el hombre.

Además, ocasionar ruidos molestos o nocivos persistentes, en horario nocturno y diurno; ampliar, reducir o modificar el área o el giro del establecimiento sin contar con la Licencia Municipal de Funcionamiento; no acatar la orden de clausura temporal o definitiva; entre otras.

Ante el desacato a la orden de clausura, el rompimiento de los carteles de cierre por el dueño del negocio y continuar funcionando, la Ejecutoría Coactiva de la municipalidad ha procedido a la ejecución forzosa de la clausura del local instalando bloques de cemento, para impedir que se siga vulnerando las normas municipales.

Asimismo, la comuna informó que la Procuraduría Pública Municipal iniciará las acciones legales contra el dueño del mencionado establecimiento, por la comisión del delito tipificado como desobediencia y resistencia a la autoridad.